Bogotá

Mujeres con cáncer recuperan su estima gracias a donación de cabello

Las pelucas fueron hechas con cabello natural, por el trabajo conjunto de diferentes instituciones.

fg

En el hospital San Blas, en el sur de Bogotá, 25 mujeres que luchan contra el cáncer recibieron una donación de pelucas.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

07 de septiembre 2016 , 11:04 p.m.

Frente a un gran espejo, 25 mujeres que luchan contra el cáncer volvieron a verse con cabello, el cual habían perdido tras largos y dolorosos tratamientos de quimioterapias o radioterapias.

Todo esto gracias a los beneficios de un taller de pelucas que se realizó este miércoles en el hospital San Blas, en el sur de Bogotá.

“El estado de ánimo hace que los tratamientos que el médico haga sean efectivos”, dijo Victoria Martínez, subgerente de la Subred Integrada de Servicios Centro Oriente.

Las pelucas fueron hechas con cabello natural, por el trabajo conjunto de diferentes instituciones y cuyo objetivo era devolverles la confianza que podían haber perdido durante sus tratamientos.

El auditorio principal de la unidad de servicios San Blas estuvo adornado de rosado con bombas, serpentinas y una alfombra que se desplegaba hasta una pequeña tarima, donde 30 pelucas podrían representar los trofeos de 25 mujeres tras la lucha contra el cáncer. Estas señoras pudieron verse nuevamente frente a un espejo con cabello en sus cabezas.

Según explicó Victoria Martínez, uno de los efectos de la batalla contra el cáncer es el impacto físico que sufre el cuerpo de la persona que padece esta enfermedad, como lo es la pérdida de cabello y el dolor emocional que esto genera.

“Mi cabello es mi fortaleza”, afirmó Nelly Cruz, quien lucha contra el cáncer de mama desde el 2015.

El taller de pelucas nació como una idea del Círculo del Diagnóstico Temprano en Cáncer del Hospital San Blas, para elevarles la moral a estas personas.

Para hacer realidad su sueño se necesitó el apoyo de organizaciones como la Fundación Raza y la Asociación Amese, una ONG sin ánimo de lucro que donó 30 pelucas.

“Aquí las que mandan son ustedes”, anunció Jonathan Pregonero, conferencista del taller de pelucas y asesor de imagen, cuya labor fue enseñarles a las asistentes cómo peinar, lavar y usar sus nuevas cabelleras.

Pregonero además realizó un cambio extremo con Miriam Graciela Rodríguez, sobreviviente de cáncer de mama, a quien le hizo una transformación física que consistió en una peluca y maquillaje, que le dio una nueva apariencia.

“El cabello para mí representa una belleza y estoy muy contenta porque no esperaba que iba a tener peluca”, contó Rodríguez, quien creía que iba a seguir usando su gorro.

Las pelucas fueron armadas por el estilista Ricardo Ayala, quien realizó dicha labor sin cobrar un peso y contactado por la Asociación Ámese.

El proceso de recolección de cabello llevó ocho meses, en los cuales 600 mujeres fueron donadoras, mientras que el tejido de las pelucas se tomó aproximadamente cinco días.

Según la Asociación Ámese, una peluca requiere 400 gramos de cabello; por eso se requieren cerca de cuatro donaciones de pelo.

El taller de pelucas contó con el apoyo del Sena, que aportó 4 técnicas de peluquería que modificaron de manera personalizada las nuevas cabelleras de estas mujeres según sus gustos.

Aunque el asesor de imagen les recomendó qué tipo de peluca usar, ya fuera castaña, rubia, larga o corta, la decisión final la tenía cada luchadora.

Zulema Avendaño, quien también lucha contra el cáncer de seno, aseguró que al recibir su primera peluca se sintió feliz, tranquila y cómoda. “Muchas mujeres sí han superado esta enfermedad. Si ellas lo han hecho, ¿por qué yo no?”, se cuestionó.

Avendaño perdió su cabello debido a la quimioterapia que tienen que suministrarle durante cuatro horas en la unidad de servicios de salud Kennedy.

Para la doctora Luz Janett Díaz, quienes asisten al Círculo de Diagnóstico Temprano de Cáncer provienen de localidades y regiones muy vulnerables como Usme, Ciudad Bolívar y Sumapaz. Ellas por lo general tienen que recorrer dos o tres horas para poder hacerse un examen de mamografía.

De otro lado, la unidad de servicios de San Blas, la cual organizó el taller, pertenece a la Subred Integrada de Servicios de Salud Centro Oriente ESE, la cual hace parte de cuatro grandes subredes en el Distrito que trabajan de la mano con seis hospitales.

En los últimos tres años, el Círculo de Diagnóstico Temprano de Cáncer ha realizado un promedio de 10.000 estudios de tamizaje, de los cuales 80 fueron encontrados positivo de la enfermedad.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA