Bogotá

Lluvias generaron deslizamientos en vías de Cundinamarca

Autoridades atendieron caída de rocas y derrumbes durante el fin de semana.

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca.

Foto:

Bomberos de Cundinamarca

15 de abril 2018 , 10:00 p.m.

Los derrumbes de taludes de tierra o la caída de rocas en carreteras de Cundinamarca han afectado la movilidad de las personas que se desplazan por las diferentes vías.

El más reciente caso se presentó este domingo, cuando hacia las 10 de la mañana un derrumbe en el sector de la Nariz del Diablo, en el kilómetro 47+100 de la vía Bogotá-Girardot, obligó el cierre total del corredor.

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca.

Foto:

CAR de Cundinamarca

Esto por la caída de material rocoso que impedía el paso de los vehículos, lo que obligó el inicio del contraflujo antes después del punto afectado y la vía permaneció cerrada durante más de seis horas, mientras las autoridades, la concesionaria y los organismos de emergencia retiraban el material.

El sábado, en un sector cercano a este, también se presentó un derrumbe, lo que generó represamientos del tráfico en esta zona.

Además, hacia las 3:30 de la tarde del sábado, la vía Bogotá-La Mesa, a la altura del kilómetro 84 (la Gran Vía) tuvo que ser cerrada en ambos sentidos por la caída de rocas en la carretera.

Solo hacia las 6:30 de la mañana pudo ser habilitado el corredor, luego de una verificación y monitoreo de las autoridades para garantizar que no se presentaran nuevos episodios que expusieran a los conductores que pasan por Cundinamarca.

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca.

Foto:

Bomberos de Cundinamarca

Esta situación llevó también a que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) declarara la alerta roja para la cuenca del río Sumapaz, pues su nivel aumentó por las fuertes precipitaciones de la última semana, lo que puede generar emergencias por una posible creciente súbita y afectar municipios como Pandi y Cabrera.

Además, en alerta roja se encuentra la cuenca baja del río Bogotá, que pasa por los municipios de Apulo, Tocaima y Girardot, donde se ha incrementado el caudal.
En el municipio de Anapoima, por donde también atraviesa este afluente, la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca está construyendo dos jarillones en la ribera para evitar inundaciones.

Derrumbes por lluvias de Cundinamarca

Así se vio el salto de Tequendama, que hace parte de la cuenca baja del río Bogotá.

Foto:

CAR de Cundinamarca

A su vez, esta entidad estuvo monitoreando la zona rural que comparten los municipios de Facatativá y Madrid, y donde está ubicado el puente Moyano, pues este fin semana el agua lo estuvo deteriorando, dado que uno de los afluentes que pasa por la vereda del mismo nombre se creció.

Este puente fue declarado en riesgo a finales del año pasado por afectaciones en la estructura, lo que impedía el paso de vehículos por allí, y tuvo que ser cerrado, afectando la movilidad de los habitantes de ambos municipios.

Las lluvias también generaron daños en Útica, donde los altos niveles del río Negro provocaron inundaciones en algunas viviendas rurales, o en Viotá, donde se presentaron deslizamientos de tierra. Estas emergencias ya fueron superadas.

BOGOTÁ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA