Bogotá

La polémica del ‘todos y todas’ llegó a la Alcaldía

Distrito impugnó la decisión, segunda instancia será del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Bogotá mejor para todos

En el 2016 se adoptó el eslogan oficial de esta Administración, que tendría que cambiar por ‘Bogotá mejor para todos y todas’.

Foto:

Secretaría de Integración Social

16 de diciembre 2017 , 11:00 p.m.

Mientras el primer ministro francés Edouard Philippe ordenó hace un mes abolir de los textos oficiales el llamado ‘lenguaje incluyente’, en Bogotá un juez administrativo le ordenó al alcalde Enrique Peñalosa cambiar el eslogan de su gobierno ‘Bogotá, mejor para todos’ por otro que diga ‘Bogotá mejor para todos y todas’.

La instrucción del ministro francés a las administraciones dependientes del Estado fue “adecuarse a las reglas gramaticales y sintácticas, principalmente por razones de inteligibilidad y de claridad”.

En el caso de Bogotá, el fallo proferido dentro de una acción de cumplimiento acogió la afirmación del demandante, el congresista Alirio Uribe, de que el lema de la Alcaldía es excluyente con las mujeres porque no menciona la palabra todas y por lo tanto incumple el Acuerdo 381 del 2009 del Concejo que ordenó a las entidades del Distrito usar un lenguaje incluyente en sus documentos oficiales.

Haciendo eco de los pronunciamientos de la Real Academia de la Lengua (RAE) que ya ha analizado el tema, Cleóbulo Sabogal, secretario de la Academia Colombiana de la Lengua, afirmó que es inútil el desdoblamiento ‘todos y todas’ porque el masculino plural abarca los dos sexos, como se puede verificar en el ‘Diccionario Panhispánico de Dudas’, y agregó que “las presiones de las feministas son rodeos innecesarios”.

Aunque la orden del juez de Bogotá quedó en suspenso, porque la Alcaldía impugnó el fallo ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, la polémica quedó abierta.

En su fallo, el juez asume como cierto que “el gobierno Distrital no utiliza un lenguaje incluyente en sus documentos oficiales y sus políticas no incluyen a la mujer” y se sustenta en un informe de la Defensoría del Pueblo que, según dice, hizo recomendaciones alusivas a ese lenguaje en el lema del actual gobierno que no fueron atendidas por el Distrito.

Para el juez, el lema de ‘Bogotá mejor para todos’ “emplea un genérico masculino que sutilmente discrimina a las mujeres quienes no se sienten identificadas con él y requieren que ese asunto no sea tratado como una cuestión meramente discursiva o de cliché, sino que busque transformaciones profundas desde la cultura que apunten a una profunda reivindicación del derecho de la igualdad efectiva y material”.

La primera queja por este tema llegó de parte de Carmen Cecilia López Rodríguez, quien interpuso una acción de cumplimiento en el 2016 para que la Alcaldía modificara el lema por uno que incluyera a las mujeres en el texto. Sin embargo, esa acción fue fallada en contra. Carmen Cecilia apeló esa decisión y la segunda instancia estuvo a cargo del Tribunal Administrativo Cundinamarca, el mismo que ahora tiene a cargo la impugnación que presentó el Distrito. En esa ocasión, el tribunal encontró que la petición de la ciudadana no tenía asidero y la negó.

Para la demandante, este asunto va más allá de lo lingüístico pues representa una forma más de exclusión que sufren las mujeres y agregó que es importante tomar este tipo de acciones afirmativas para reducir la violencia contra esa población, pues no nombrar a las mujeres es invisibilizarlas y eso también es una forma de maltrato, afirmó López.

Viviana Bohórquez, abogada y activista por los derechos de las mujeres, estimó que la decisión del juez es inconveniente desde el punto de vista jurídico, pues todas las normas colombianas, incluyendo la Constitución, utilizan el masculino como genérico para referirse tanto a hombres como a mujeres, y por eso la decisión es fácilmente controvertible, opina Bohórquez.

Sin embargo, ella cree que es un paso más en el camino del reconocimiento de las mujeres y sus derechos, aunque le gustaría ver campañas y estrategias de parte de la Alcaldía que no segreguen a ningún género, e incluso a las personas que no se identifican con ninguno de los dos. Por eso, Bohórquez instó al alcalde Peñalosa a pensar en soluciones más creativas que le ahorren a la ciudad todo este dilema.

La Administración también se refirió a la polémica. “Acá la protección de las mujeres no se da con lenguaje y semántica, esto no es un tema de retórica, es de hechos”, dijo el secretario de Seguridad, Daniel Mejía, al recordar que fácilmente en el gabinete del gobierno de la ciudad el 50 por ciento son mujeres. “En mi equipo directivo la mitad son mujeres, eso es con hechos concretos”, dijo el funcionario.

Una opinión distinta tiene Florence Thomas, feminista y columnista de EL TIEMPO, quien dijo que es indispensable que en las comunicaciones oficiales de la Alcaldía, así como en resultados de investigaciones de ciencias sociales, se mencione a las mujeres, porque “lo que no se nombra, no existe”, concluyó Thomas.

La Administración ha mantenido la afirmación que hizo dentro del proceso de la acción de cumplimiento, en el sentido de que la palabra ‘todos’ usada en el eslogan “no es utilizada con perspectiva de género, sino en una visión de conjunto que integra los seres que habitan en la ciudad”.

La polémica se trasladó rápidamente a las redes sociales, en donde participó, entre otros, el escritor y columnista Héctor Abad Faciolince, quien afirmó que el género gramatical no tiene nada que ver con el sexo y por esa razón la discriminación alegada no existe.

Algunas mujeres opinaron en Twitter que la mención del género femenino en el lema de la Alcaldía no tendría ningún efecto real sobre la situación de discriminación que sufren muchas de ellas, mientras otras afirmaron que cada esfuerzo cuenta y que esta batalla lingüística también tiene que darse.

Esto dice el Acuerdo 381 del 2009

El Acuerdo ordenó que todas las entidades públicas de carácter Distrital deberán hacer uso del lenguaje incluyente en eventos públicos y en los documentos oficiales que sean elaborados y difundidos, entre otros: oficios, acuerdos, decretos, conceptos, resoluciones, periódicos, folletos, afiches, pancartas, página web y blogs.

El acuerdo entiende por lenguaje incluyente el uso de expresiones lingüísticas que incluyan tanto al género femenino como al masculino, cuando se requiera hacer referencia a ambos y no el uso exclusivo del género masculino.

BOGOTÁ
En Twitter: @BogotaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA