Bogotá

Nuevos edificios se construyen gracias a la demolición predial

Usaquén y Suba, donde más metros tumbaron, suman el 31,1 por ciento del total.

Panorámica de la localidad de Suba

En Usaquén y Suba se demolieron 31,1 % de los 2,2 millones de metros que se tumbaron en el último año en la ciudad para nuevos desarrollos urbanos.

Foto:

José David Rodríguez / Archivo EL TIEMPO

26 de febrero 2018 , 12:25 a.m.

Usaquén y Suba son las dos localidades en donde más metros cuadrados de construcción se demolieron durante el 2017 para dar paso a nuevos edificios, según el Censo Inmobiliario del Catastro Distrital.

En estas dos zonas se demolieron 31,1 % de los 2,2 millones de metros que se tumbaron en el último año en la ciudad para adelantar nuevos desarrollos urbanos, especialmente de vivienda.

Para la directora del Unidad Administrativa de Catastro, Claudia Puentes Riaño, el fenómeno es positivo porque implica que desde los privados se está impulsando la renovación de la ciudad, y eso está generando mejores condiciones de servicios y habitabilidad de los sectores en donde se edifica.

Según la funcionaria, no solo se están demoliendo casas sino también edificios, y se están tumbando varios predios en una misma manzana, lo que permite desarrollos más grandes y con mejores servicios. Puentes destaca que esos nuevos desarrollos están incluyendo la mezcla de usos de oficinas y comercio en los primeros pisos de las edificaciones.

Otro aspecto que evidencian las conclusiones del Censo Inmobiliario es que las demoliciones están ocurriendo en toda la ciudad, incluso en la zona rural de Sumapaz. En el sur, donde más se tumbó para volver a edificar fue en Ciudad Bolívar, que representó el 7,7 % del total. Bosa, Kennedy y San Cristóbal representaron el 4 % cada una.

En estas localidades, el fenómeno que está ocurriendo es que en suelo donde antes había vivienda de estrato 1 y 2 se están construyendo edificios de estrato 3 y en algunos casos, en zonas de estrato 1 están apareciendo desarrollos de estrato 2.

Esta mudanza conlleva a un mejoramiento de la calidad de las construcciones y la habitabilidad, que para la directora de Catastro es positiva para la ciudad. “Es una dinámica sana y amigable de renovación que permite generar espacios más adecuados a las necesidades actuales de los ciudadanos en tamaño, variedad de usos, cableados y servicios”, explica Puentes.

Cuando llega la inversión llegan las ganas de que la ciudad cambie y mejore, y eso es siempre una buena señal

En su concepto, también es bueno para la economía. “Cuando llega la inversión llegan las ganas de que la ciudad cambie y mejore, y eso es siempre una buena señal”, aseguró la funcionaria.

En las zonas donde más se demolió también fue donde más construcciones nuevas se hicieron, como ocurrió en Usaquén, que lideró los nuevos desarrollos, seguida de Suba y Ciudad Bolívar.

El proceso de demolición en zonas marginadas, como Ciudad Bolívar, está logrando una mudanza en la apariencia y en la clase de vivienda, hasta el punto de que hoy el estrato 1 solo representa el 5,5 % del sector residencial de la ciudad; en cambio, el 2 está en el 25,5 % y el 3, en el 31,5 %. Los dos suman el 57 % del sector habitacional.

Las zonas de Kennedy, Bosa, Usme, San Cristóbal y Rafael Uribe Uribe también repuntaron en nuevas construcciones, al igual que registran demolición de predios para los nuevos proyectos.

BOGOTÁ
En Twitter: @BogotaET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA