Bogotá

'Hubo justicia': Natalia Ponce tras condena de 21 años a su agresor

Jonathan Vega pagará 262 meses y 15 días de prisión. Juez dijo que 'planificó el ataque'.

fg

El ataque ocurrió el 27 de marzo del 2014.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

09 de septiembre 2016 , 08:02 a.m.

Con tranquilidad, serenidad y asumiendo la responsabilidad de seguir luchando para que en Colombia no sigan perpetrándose ataques con ácido, Natalia Ponce de León escuchó la lectura del fallo con el que se condenó a Jonathan Vega, su agresor, a purgar 21 años, 10 meses y 15 días de prisión.

“Les doy gracias a los jueces y a los fiscales que se hicieron responsables de este caso. Voy a seguir con esta lucha por el resto de mi vida hasta que se acaben los ataques con ácido. Agradezco a mi familia y a mi abogado Abelardo de la Espriella por tanto amor y apoyo”, expresó Ponce de León al finalizar la audiencia, a la cual no se presentó su victimario. (Lea también: Paso a paso del proceso que llevó a la condena de Jhonatan Vega)

La condena se dio luego de dos años de un proceso judicial en el que el abogado de Vega pretendió que a su defendido lo declararán inimputable por la esquizofrenia paranoide que padece, para que de esta forma no respondiera penalmente por el atroz ataque con ácido sulfúrico que perpetró contra la joven el 27 de marzo del 2014, frente al conjunto residencial donde residía la mamá de Natalia Ponce, en el barrio Santa Bárbara, en el norte de Bogotá.

Sin embargo, el juez 37 de conocimiento, Jarveir de Jesús Rodríguez, quien llevó este proceso, indicó que pese a la condición psiquiátrica de Vega, él había planificado el ataque y era capaz de discernir que estaba cometiendo un delito.

“Se deduce que hubo planeación en su actuación debido a que en su casa toma el ácido, lo traspasa de un recipiente de galón a uno menor (...) Sabía que Natalia Ponce no vivía en el sitio donde perpetró el ataque, que esa era la casa de la mamá, lo que implica que él tenía que tener el conocimiento de que no la buscaba en su casa”, señaló el juez Rodríguez.

El togado además indicó que Vega había utilizado el nombre del exnovio de Natalia Ponce para hacer que ella bajara a la portería del conjunto residencial, y de esta manera lograr que ella no tuviera tiempo de reaccionar. “Cuando llega al lugar de los hechos se hace pasar como el señor Bernardo Londoño (...) y se disfraza con una capucha para que no lo puedan ver”, agregó en su sentencia el jurista. (Además: Habla el cirujano detrás del milagro de Natalia Ponce)

Rodríguez agregó que el ataque fue agravado porque Vega casi acaba con la vida de la víctima. “Una joven hermosa, emprendedora, inteligente ve frustradas (...) sus expectativas de crecimiento personal y profesional, trastornándose su entorno familiar y social debido a que estremece las más profundas fibras de la consciencia, dignidad e identidad femeninas”, aseveró el juez 37 de conocimiento.

No obstante, el togado reconoció que esto era también una tragedia para el agresor y su familia: “Un joven que padece una enfermedad mental (...) ve truncado en este momento su proyecto existencial al encontrarse privado de la libertad. Son dos familias que están sufriendo”.

Se le caía la piel

Durante la lectura del fallo, el juez 37 de conocimiento narró los angustiantes momentos que vivió Natalia Ponce de León cuando fue atacada con el ácido sulfúrico. (También: La verdadera imagen de Natalia Ponce)

“Se le comenzó a derretir toda la ropa y empezaron a caer pedazos de piel, comenzó a perder la vista y entró gritando a su casa y no entendía lo que estaba pasando. Se metió a la ducha unos segundos, se vistió y los vecinos y su madre la llevaron a la clínica Reina Sofía, centro hospitalario donde no estaban preparados para atender a una persona atacada con un químico. Allí observó cómo se le estaba destruyendo el cuerpo”, narró el juez Rodríguez.

Condena ejemplar

El defensor de Natalia Ponce de León, el abogado Abelardo de la Espriella, señaló que era una condena ejemplar: “Es un fallo histórico, con la anterior legislación le hubieran dado cuatro años por lesiones personales, pero con la ley Natalia Ponce logramos que fueran 21 años y 10 meses, la más alta por una agresión con ácido”.

Y calificó como una desfachatez que la defensa de Jonathan Vega hubiera apelado la sentencia.

“Es absurdo que su defensa apele frente a esta brutal atrocidad. Si bien no le pueden aumentar la condena, estamos seguros de que será ratificada”, concluyó De la Espriella.

La defensa del victimario tiene cinco días hábiles para justificar su apelación.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA