Bogotá

La migración a la tableta será por número de placa

Este 30 de junio, 15.000 taxis deberán disponer de la aplicación que remplazará el viejo taxímetro.

Taxis Bogotá

Aquí el modelo de un taxi que ya tiene instalada la tableta en el cabecero del asiento del copiloto. También tiene un teléfono inteligente.

Foto:

Cortesía Taxis Libres

20 de junio 2018 , 09:44 a.m.

Quince mil taxis cuyos números de placas terminan en 4, 5 y 6 serán los primeros en cambiar el viejo taxímetro por un dispositivo inteligente y una aplicación móvil que les permitirá transformar la manera de liquidar la tarifa y entrar en la era inteligente del transporte público individual.

El último plazo para este grupo de taxis es el próximo 30 de junio. Para los demás ‘amarillos’ cuyas placas terminan en 7, 8 y 9 vence el 30 de julio, y para los de placas terminadas en 0, 1, 2 y 3 es el 30 de agosto. Ese día, la Secretaría de Movilidad espera que los 50.000 taxis matriculados en Bogotá ya tengan las plataformas tecnológicas.

“Con este cambio no buscamos incomodar a los conductores de taxis, lo que queremos es mejorar la seguridad de ellos y la de los pasajeros”, dijo el alcalde Enrique Peñalosa durante una de las ferias sobre taxis que se han realizado en la capital y en las cuales se han dado a conocer los beneficios de esta nueva tecnología que ya tienen ciudades del mundo como Ciudad de México (México) y São Paulo (Brasil).

Esta migración, según la Secretaría de Movilidad, significa que cada taxi contará con al menos dos dispositivos: uno de manipulación del conductor, que puede ser un teléfono móvil o una tableta, y otro que debe estar a la mano del usuario, ubicado en la cabecera del asiento del copiloto o en un sitio visible.

Con este cambio no buscamos incomodar a los conductores de taxis, lo que queremos es mejorar la seguridad de ellos y la de los pasajeros

Uno de los requisitos es que las tabletas cumplan con las características de funcionalidad mínima que pide la Secretaría. Por eso, si el conductor ya tiene un teléfono inteligente puede adecuarlos para que funcionen las plataformas, con lo que no habría necesidad de comprar.

Los costos asociados a los dispositivos se están remunerando a través de la nueva tarifa que solo pueden cobrar quienes ya tengan la tableta y la aplicación (ver infografía). Sobre si quien debe comprar la tableta es el conductor o el dueño del taxi, la Secretaría dice que eso es un acuerdo entre privados, y lo importante para el Distrito es que se tenga el dispositivo inteligente en el carro.

Entre los datos más importantes que encontrarán en la tableta están: información de la tarjeta de control (remplaza el tarjetón de cartón que se ponía en la parte trasera del asiento del copiloto), el origen, la ruta sugerida, el destino y el valor del servicio, que no tendrá tarifa dinámica. No habrá variación del valor pactado inicialmente si se presentan trancones, lluvia u otras situaciones, ya que todo está calculado en la tarifa de manera anticipada por la plataforma. El pasajero podrá aceptar o no el servicio antes de iniciar el viaje.

Solo en dos excepciones el valor cambiará durante el trayecto: cuando el usuario interrumpe el servicio antes de llegar a su destino o cuando lo cambia. En el primer caso, la aplicación debe recalcular para cobrar únicamente la distancia recorrida. En el segundo, la aplicación recalculará para sumar el saldo de la nueva distancia por recorrer y la distancia recorrida en la carrera original (el banderazo y los recargos solo se incluyen una vez).

Si no sabe utilizar la aplicación puede pedir ayuda al conductor, y este debe liquidar la carrera y hacer cada uno de los pasos. Podrá escuchar esta información, pues la tableta tiene un mecanismo audible.

Entre los conductores, una de las preocupaciones es la inseguridad. Sin embargo, desde hace varios años ellos laboran hasta con dos dispositivos. “Se trabaja de la mano con la Secretaría de Seguridad para tener mayor control sobre estos temas”, ha reiterado en varias ocasiones el Distrito.

Verdad
  • Los taxis seguirán atendiendo a pasajeros en vía y recibiendo el pago en efectivo.
  • Los pagos electrónicos serán opcionales.
  • Con un teléfono inteligente y utilizando la aplicación Simur, usuarios y agentes de tránsito podrán verificar si la tarifa es correcta.
  • Los pasajeros podrán escoger entre diferentes plataformas para solicitar el servicio.
  • Los propietarios de los taxis pueden vincular sus vehículos a la empresa que les ofrezca mejores condiciones.
  • Taxistas podrán adquirir los dispositivos que deseen e, incluso, utilizar los que ya tienen, pero estos deben cumplir con las características de la Secretaría Distrital de Movilidad.
  • No se obligará a taxistas a comprar un equipo o tableta en particular.
Mentiras y mitos
  • Es mentira que el pasajero necesitará un teléfono inteligente y una tarjeta de crédito para poder tomar taxi.
  • Es mentira que los conductores podrán alterar las plataformas al igual que el taxímetro análogo.
  • No habrá una sola plataforma de taxis.
  • La venta de tabletas no es un negocio de la Administración Distrital.
  • No se podrá tomar el taxi en la calle.
Opinan los empresarios

Sandra Maritza Díaz González, gerente de Taxsatélite, Taxis 222 y Taxi Roxi, señaló que esta modernización es una alternativa importante para ellos y es una herramienta para competir con la ilegalidad.

“Con la empresa estamos de frente y a favor del proceso de la modernización y le hemos apostado todo al proyecto. Con esto buscamos hacer una sola unión de fuerzas que es el propietario, conductor y empresa que conforman la piedra angular con la que podemos fortalecer el gremio de verdad y mejorar el servicio en bien del usuario”.

Mauricio Cruz, gerente Taxi Ya y Real Transportadora, manifestó que como empresarios esta modernización les ha facilitado varias cosas, como el acercamiento con los conductores y propietarios que se había perdido porque no había control.

“Con el nuevo registro de conductores se ha generado ese espacio. El servicio mejora porque las tarifas no se van a poder volver a alterar, los conductores deben tener sus documentos al día y evitaremos que este trabajo sea un escampadero como antes era. Ahora sí será una profesión”, aseguró.

Para el gerente de Alautos, Alexánder Bobadilla, esta modernización ayudará mucho por la seguridad y confianza que tendrá el usuario a la hora de montarse en un taxi.

“Permite que los conductores puedan desarrollar mejor su trabajo. Se evita ese cobro excesivo en las carreras. El cambio no es fácil pero estamos trabajándole a eso y quienes ya laboran con la aplicación están muy contentos. Todo esto es una transición”, agregó.

Entienda en qué consisten y cómo utilizar el Simur y el Sirc

Para acercar más al usuario de taxi con la nueva tecnología, la Secretaría de Movilidad creó la aplicación móvil Simur (Sistema Integrado de Información sobre Movilidad Urbano Regional).

A través de ella, que es muy fácil de descargar en un teléfono inteligente, se pueden interponer quejas sobre el servicio de taxi, consultar información sobre comparendos y acceder a mapas con información georreferenciada. Además permite verificar si el valor de la carrera que aparece en la tableta o los datos que ahí están del conductor son o no correctos. “Digitando el número de placa se obtiene información del vehículo y el nombre del conductor”, asegura el Distrito.

Otra ventaja

Otro cambio que trae esto es que los datos de los conductores deben estar registrados en el Sistema de Información y Registro de Conductores (Sirc), que es una plataforma indexada de big data. Estos datos están asociados al taxi que conduce y al turno en el que trabaja.

Esta nueva medida le permite a las autoridades, empresas y ciudadanos tener una trazabilidad eficiente sobre el desempeño de los conductores y mediante la tableta podrán calificar su servicio.

“Hoy usted se sube a un taxi y encuentra en el espaldar de la silla de copiloto una tarjeta de control que es de cartón y está plastificada; en donde están los datos de quien conduce y los valores de las carreras, documento que se puede adulterar fácilmente, pero con la nueva tecnología estas tarjetas serán digitales y se unificarán en una central de datos de la Secretaría de Movilidad”, aseguró el Distrito.

Esto permitirá monitorear la información en tiempo real de las carreras y desactivar automáticamente las tarjetas que no se actualicen mes a mes. El Sirc entró en vigencia el 28 de marzo del 2018.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA