Bogotá

Usuarios de la carrera 7.ª piden más cultura y limpieza

Distrito encuestó a comerciantes y transeúntes. La obra de peatonalización empieza el 16 de abril.

Séptima

Esta es la intervención por parte del Distrito a la 7.ª.

Foto:

Milton Díaz / EL TIEMPO

20 de febrero 2017 , 10:27 a.m.

Seguridad, limpieza, organización de los vendedores ambulantes, cultura ciudadana y actividades culturales son cinco ítems que los comerciantes y visitantes de la carrera 7.ª, entre avenida Jiménez y la calle 26, piden a gritos.

Esto fue lo que demostró un sondeo realizado por la Secretaría de Cultura el pasado 2 de febrero, en el día sin carro y sin moto.

Esta recolección de información, según el Distrito, sirve como base para ir transformando este punto de la ciudad, que hoy, en un tramo de dos cuadras, cuenta con una ciclorruta señalizada, además de sillas, mesas y mobiliario para los transeúntes. Estos elementos estarán allí mientras se inician las obras de peatonalización de este tramo, que según el Distrito comienzan el próximo 16 de abril y tienen una inversión aproximada de 34.382 millones de pesos.

El sondeo, llevado a cabo de 9 a. m. a 4 p. m. con 243 personas, “fue una encuesta impresa que además permitió escuchar las historias de amor y dolor de los ciudadanos con la carrera 7.ª. Fue bonito para la gente que las hizo porque se escuchó el desahogo de ellos”, expresó Mónica Ramírez, gerente del centro de Bogotá.

Para reforzar esto, en varios puntos de la vía se instalaron ‘post-it’ en los tableros de los foros antiguos con cuatro preguntas y 1.200 respuestas. (Algunas personas dieron varias respuestas). La Secretaría de Cultura recogió y tabuló esa información por categorías. En estas, lo que más pide la gente es el regreso de la cultura ciudadana y las actividades artísticas.

Esta intervención se da luego de la denuncia hecha por EL TIEMPO sobre el nivel de ruido y deterioro que registraba este sector.

La Administración destacó que con este ejercicio se logró demostrar heterogeneidad; por ejemplo, los que aman a los ‘skaters’ (que montan una tabla con ruedas y realizan piruetas; algunos se concentran en el parque Santander) como otros que no los quieren. Los ‘skaters’ aseguran que ahora son parte del parque.

“Hoy, el sitio no huele feo, hay más seguridad (45 policías fueron destinados las 24 horas), limpiaron los postes, recogieron la basura y, ahora, todos están agradecidos por el cambio. Sobre los ‘skater’ ya se está en diálogo con ellos para ver cómo le dan manejo a ese tema”, aseguró la Administración Distrital.

Igual pasa con los vendedores ambulantes, que no quieren algunos, pero otros dicen que hacen parte del paisaje. El fin de esta evaluación es que el Distrito logre conciliar todas estas opiniones divididas entre sí y, sobre todo, caracterizada según las edades de quienes transitan por allí.

De hecho, para recuperar esta vía se destaca la organización para que el peatón camine por su espacio, unos módulos de fotografías de la antigua Bogotá, la iluminación con más de 20 luminarias tipo led y el aseo.

‘Piden expresiones culturales organizadas’

Mónica Ramírez, gerente para la recuperación del centro de Bogotá.

¿Qué les llama la atención de las respuestas del sondeo?

A la gente le molesta tanto el ruido que proviene de informales como de formales. También nos llama la atención que la gente se identifica con la cultura; ve a la carrera 7.ª como un espacio donde se espera que haya alguna expresión cultural, tanto informal como la que está hoy ahí. Eso hace parte de la esencia y de la naturaleza que las personas esperan ver en esta emblemática vía.

¿Qué detectaron en lo que respondieron?

Que la gente sí reclama más cultura ciudadana. Lo que sí vamos a seguir haciendo con ellos es prolongar este ejercicio de diálogo y de exploración para ir probando distintas cosas.

Queremos ver qué es lo que genera más receptividad en términos de esa cultura y de esa oferta sobre la carrera 7.ª, en medio de este ejercicio de urbanismo táctico que vamos a seguir realizando hasta que empiece la obra de la peatonalización, que irá de la avenida Jiménez a la calle 26.

¿Qué cambios piden?

Quieren que permanezcan las expresiones culturales, pero organizadas. Que estén allí, pero ordenados y sin contaminación auditiva, es decir, menos ruido. Entonces hay que pensar en una fase permanente que se puede tener ahí, pero que no moleste a las personas; que invite a la cultura y a la expresión cultural.

Allí hay muchas oficinas, comercios, y todo el día tienen que soportar esos niveles de ruido. Así que no es un sitio solo para el que camina por ahí sino que también es de los que están trabajando continuamente.

¿Alguna otra intervención en el centro?

Por ahora, en la carrera 7.ª. La idea es ir extendiéndola hasta la 26.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA