Bogotá

Adiós al voluntariado más antiguo del templo de Torcoroma

Un grupo de 30 mujeres que apoyó a mas de 36.000 personas, hoy cerrarán las puertas del lugar.

Torcoroma

El voluntariado fue creado en 1970 por 30 mujeres que querían ayudar a la comunidad.

Foto:

Laura Pava

11 de julio 2018 , 11:46 a.m.

Lilia de Páez tenía 35 años. En esa época no existía Unicentro. Santa Bárbara tenía apenas unas cuantas casas y la calle 127 aún no había sido construida. Sus ganas de ayudar a las poblaciones vulnerables de las areneras en barrios como El Pañuelito,
Santa Cecilia y Delicias del Carmen la llevaron a entrar al grupo de mujeres voluntarias de la Parroquia Nuestra Señora de Torcoroma, ubicada en la carrera 7C n.° 124 – 34. Hoy; con 83 años y dolor en su corazón, se prepara para decir adiós.

Este voluntariado fue fundado el 4 de agosto de 1970 y estaba conformado por mujeres de barrios aledaños al templo, que veían en este un espacio para ayudar a los menos favorecidos. Con los años, las más de 30 mujeres voluntarias, junto con los párrocos que dirigían la iglesia, lideraron la apertura de un consultorio odontológico, un consultorio médico y un almacén de ropa de segunda.

“Nuestras primeras consultas médicas y odontológicas las cobrábamos a $ 2.000 y la 'ropita’ la entregábamos como nueva a precios muy cómodos, para todos los que quisieran venir. Con lo que recogíamos, pagábamos el arriendo del lugar, que siempre
se ubicó en las instalaciones del templo,yel salario de los profesionales médicos que trabajaban en el lugar”, cuenta doña Lilia, quien es actualmente la presidenta del grupo de voluntarias.

Según ella y las más de 15 voluntarias que hoy continúan en la labor, la decisión de acabar con el voluntariado la tomó el actual párroco de la iglesia, William Eduardo Castro, pues el lugar será espacio para preparación de catequesis. EL TIEMPO ZONA trató de contactarlo, no obstante, no se encontraba en Bogotá al cierre de esta edición.

“Desde hace unos tres años nos llegó la notificación de desalojo, pero gracias a un contrato que teníamos, pudimos alargar la vida del voluntariado. Sin embargo, hasta esta semana tenemos permiso para estar aquí”, afirma doña Lilia.

Es un dolor muy grande quedarnos sin nuestro voluntariado, un lugar que creamos con tanto cariño y esfuerzo

Otras de las voluntarias, Esperanza Bernal, cumplía 12 años en el grupo. “Yo ingresé luego de la muerte de mi esposo. Entré en depresión nerviosa y el voluntariado me devolvió la vida. Para mí es como mi medicina... Estoy convencida de que es más lindo dar que recibir. Aquí entregábamos todo por los que lo necesitaban. Es un dolor muy grande que se nos cierren las puertas”, cuenta.

Doña Rosita Beltrán de Gallego, de 86 años, y quien ha estado activa en el grupo desde su fundación, cuenta que aunque no comparte la decisión de cerrar el voluntariado,
la acepta. 

“Es un dolor muy grande quedarnos sin nuestro voluntariado, un lugar que creamos con tanto cariño y esfuerzo... Pero hay que aceptar lo que Dios nos pone en el camino”, dice.

Su hija, Patricia Gallego, cuenta que

Próxima venta de garaje

 Para los interesados en ayudar al voluntariado, el próximo 13 de julio estas mujeres realizarán una venta de garaje en la carrera 7C n.° 124 –30, en donde ofrecerán una estantería, ropa de todas las tallas, escritorios y una unidad odontológica para pagar
las deudas que les quedan tras el cierre del lugar. Más información en el teléfono 2135973.

CAROLINA PAVA GARCÍA 
Redacción EL TIEMPO ZONA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA