Bogotá

Cada día son sancionados 50 colados en TransMilenio

En dos meses se han impuesto 3.008 comparendos de los cuales 2.113 corresponden a evasión del pago. 

Todos pagamos el pato

Nueva campaña contra los colados en TransMilenio.

Foto:

Foto: TransMilenio S.A

20 de abril 2017 , 10:10 p.m.

No se sorprenda si en alguna estación de TransMilenio ve a un personaje vestido de pato realizando las maromas y arriesgando su vida como lo hacen a diario quienes se cuelan dentro del sistema, actividad ilícita que ha dejado en los últimos seis años 16 muertos y 185 lesionados en Bogotá.

Esta nueva campaña de cultura ciudadana busca concientizar y rechazar este tipo de acciones con la consigna ‘Si hay colados, todos pagamos el pato’.

Cifras de las autoridades señalan que desde el 30 de enero del 2017, cuando entró a regir el Nuevo Código de Policía, hasta el 31 de marzo pasado se han impuesto 3.008 comparendos, de los cuales 2.113 fueron por evadir el pago del pasaje y 895 por ingresar y salir de las estaciones y portales por sitios no autorizados.

Daniel Mejía, secretario de Seguridad, señaló que esta estrategia que lanza TransMilenio con la Secretaría de Movilidad es una campaña de prevención que no es sustituta de las políticas de control que se hacen con la Policía de Bogotá contra los evasores. “Colarse quedó registrado en el Nuevo Código como un comportamiento contrario a la convivencia que tiene una multa que va entre $ 98.000 a $ 196.000, valor que es conmutable por un curso pedagógico que ya se está impartiendo”, agregó Mejía.

En cada bus repleto hay 15 o 20 personas que no pagaron su pasaje

Aunque hoy no hay datos exactos sobre la cantidad de gente que ingresa sin pagar, expertos en movilidad estiman que puede ser entre el 10 y el 15 por ciento de los 2’500.000 usuarios que mueve el sistema a diario. “En cada bus repleto hay 15 o 20 personas que no pagaron su pasaje. Esto afecta a los usuarios de múltiples formas e impacta negativamente el bolsillo de todos los bogotanos. Los colados agravan los problemas de inseguridad y hacinamiento de estaciones y articulados”, manifestó Darío Hidalgo, columnista de EL TIEMPO.

Dentro de los usuarios que sí pagan el pasaje, las opiniones estuvieron divididas sobre la eficacia que puede tener esta nueva campaña.

“Para qué tantas campañas si a los bogotanos, o por lo menos a mí me da miedo decirle a un pelado que se devuelva; la mayoría de muchachos que se cuelan tienen aspecto peligroso y a veces es mejor quedarse callada”, aseguró Margarita de Alvarado.

Para Alexánder Bustos, falta más control de la Policía y de los vigilantes. “Siempre pago mi pasaje, es caro, pero no hay razón para colarse; la semana pasada vi cómo una joven embarazada se coló y las personas de seguridad estaban con el celular y hablando con los de chaqueta azul, como si nada”, agregó.

Pero no solo está el control de la Policía; en los últimos dos meses, según TransMilenio, se han realizado por parte de la vigilancia privada 345.404 verificaciones a través de dispositivos electrónicos en los que se detecta si la tarjeta que tiene el usuario ha sido validada o no. Esto demostró que el 5 por ciento de los usuarios no había pagado su tiquete (17.270).

“Al solicitarles a los evasores que realicen la validación del viaje, el 67 por ciento se da a la fuga (11.571), el 19,32 por ciento (3.336) se retira del sistema y el 13,16 por ciento (2.272) se regresa y paga su pasaje”, aseguró Alexandra Rojas, gerente de TransMilenio.

La mayoría de muchachos que se cuelan tienen aspecto peligroso y a veces es mejor quedarse callada

Sobre la campaña, Rojas manifestó que se busca que los bogotanos que sí pagan su pasaje rechacen a los pocos patos patanes que generan inconvenientes.

“Un colado roba a todos los bogotanos, afecta la calidad de servicio, propicia un ambiente de inseguridad, desorden. Es importante informar que estos actos les incumben a todos los bogotanos porque el sistema registra los viajes en los torniquetes y bajo ese registro se hace la programación de recorridos. El problema es que como los colados no aparecen en la base de datos, terminan significando en ocasiones que se envíen menos buses de los que se requieren”, destacó la funcionaria.

Las últimas cifras de colados de TransMilenio tienen que ver con la instalación de las barreras en diferentes separadores de vía. En las estaciones Calle 40 sur, 19, 22 y avenida Jiménez, la evasión por las puertas laterales (no torniquetes) bajó 61 por ciento; pasó de 4.109 a 1.604. Se hizo un conteo diario de los colados antes y después de poner los tubos y se comparó.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA