Bogotá

Una ciudad semiparalizada en el debut de Colombia en Rusia 2018

Madrugaron a plazoletas, parques, cafeterías y restaurantes, con la camiseta amarilla como atuendo.

Partido Colombia

El Centro Comercial Salitre Plaza dispuso sillas, mesas, y una pantalla gigante para que los bogotanos disfrutaran el partido de la selección Colombia

Foto:

Camila Bernal / El Tiempo Zona

19 de junio 2018 , 12:18 p.m.

Bogotá amaneció oliendo a desayuno y pintada de amarillo: cafeterías, restaurantes y hasta los vendedores callejeros de tinto anticiparon una hora su llegada. Predominaban las camisetas amarillas y las chaquetas con los colores de la bandera en el atuendo de quienes salieron muy temprano a sus trabajos para anticiparse al partido. En muchas fachadas de casas y edificios amaneció izada la bandera nacional.

La ansiedad se palpaba en el ambiente. Todo el mundo corrió antes de las siete de la mañana: la meta era alcanzar un lugar para ver el partido en sus empresas, la mayoría de las cuales había dispuesto de una o más pantallas en un sitio especial, adornado con bombas y los colores de la bandera.

En las plazoletas de los centros comerciales dispusieron de cojines, pero en la calle, solo un lugar en el pavimento para ver el partido de pie. A nadie le importó, ni siquiera cuando una leve llovizna se tomó el centro de la ciudad.

En el momento en que sonó el himno nacional, antes del partido, los teléfonos celulares con las cámaras de video apuntaron a los televisores para grabar las expresiones de los jugadores mientras aparecían en primer plano entonando las notas del himno nacional en el debut de la Selección Colombia en Rusia 2018.
Ayer, ni a los más huraños les importaron las vuvuzelas tronando al otro lado de la pared del apartamento. Es más, compitieron las tonalidades más altas antes y durante el partido.

A las 7 de la mañana, después de correr desde la casa para llegar al punto de encuentro, las cafeterías, los restaurantes y hasta los centros comerciales que habitualmente comienzan actividad a las 10 de la mañana estaban atestados de gente. En el parque El Virrey, en el norte, desilusionó el tamaño pequeño de las pantallas ubicadas por el Distrito, pero aun así, la gente se aglomeró en torno a ella para ver el partido.

Partido Colombia

Estas fueron las pantallas que el Distrito dispuso en el Parque El Virrey

Foto:

Vanessa Perea / El Tiempo Zona

Los corazones bogotanos se congelaron en el minuto 3, cuando el volante central Carlos Sánchez atravesó su mano en la dirección de un gol japonés y fue expulsado de inmediato por el árbitro. En ese momento, todo Bogotá se convirtió en un solo rezo silencioso por el arquero David Ospina: ‘Diosito, para que tape ese gol’ de cobro penalti, el primero que cruzó el arco colombiano en el Mundial de Rusia 2018.

En muchas plazoletas, el plan fue en familia, como se vio en el centro comercial Salitre Plaza. Está empezando el receso escolar de mitad de año y muchos padres programan sus vacaciones para coincidir con sus hijos. Todos con la camiseta de la Selección.

Empezar el partido perdiendo 1-0 y con un jugador expulsado no enfrió los ánimos de los bogotanos, que resguardados en el calor colectivo que se construyó en torno a las pantallas aguardaron con paciencia durante los siguientes 34 minutos y explotaron en un solo grito y en un salto cuando Juan Fernando Quintero, en el minuto 38, resucitó la alegría.

El gol de tiro libre entró al arco japonés en el mismo instante en que el grito atronador y el abrazo rompehuesos unió a conocidos y desconocidos en parques, plazoletas, restaurantes y cafeterías. “Era la que tenía que hacer Colombia, ahora a ganar”, dijo un vigilante de un casino club en el centro.

Era la que tenía que hacer Colombia, ahora a ganar

En los quince minutos de descanso, las cafeterías y restaurantes batieron récord sirviendo desayunos. Fue el tiempo que aprovecharon los bogotanos para tomarse un café o un chocolate, recuperados como estaban con el gol que permitió terminar el primer tiempo en empate.

Los negocios se habían preparado para el gran día. En la frutería Patty, Marlene Pérez abrió una hora más temprano de lo normal y logró vender más ensaladas de frutas y jugos de lo habitual a los asistentes al partido. Al centro comercial Santa Fe las personas llegaron con facturas de compra mayores de 50.000 pesos que les daba cupo para una boleta y sentarse en los cojines verdes dispuestos para la ocasión. Todos los pisos se llenaron.

Junto a la pantalla instalada por la Alcaldía en el parque Santander, en el centro, el gol que dejó el partido 2-1 en contra de Colombia congeló los ánimos de quienes a esa hora tenían el mismo aspecto del cerro de Monserrate: nublado y con llovizna. Los pitos, cornetas y gritos estaban silenciados y solo se escuchaban reclamos cuando alguna jugada no terminaba en gol. “No, ese man, así no, que no lo vuelvan a poner a jugar”, se escuchaba, mientras, predominaba la frustración.

Partido Colombia

Los rostros de tristeza tras el gol de Japón que le dio la victoria. Marcador final 2-1

Foto:

Hugo Parra

Con la cabeza agarrada a dos manos, y con la pasividad y la tristeza que otorga la derrota, ‘enguayabados’ en términos bogotanos, los improvisados escenarios se desocuparon. Los rostros de la gente estaban tan tristes como los de los jugadores que abandonaban el campo. En el parque El Virrey, entre tanta cara larga, sobresalía la sonrisa de un joven japonés, Hattori. Reconoció que cuando comenzó el partido pensó que el equipo de su país no tenía chance de ganar. Al final, celebró en medio de la tristeza de los bogotanos.

YOLANDA GÓMEZ TORRES
Editora EL TIEMPO
Con reportería de periodistas de
REDACCIÓN BOGOTÁ Y EL TIEMPO ZONA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA