Bogotá

El polémico aumento presupuestal que tendrá el Fondo de Vigilancia

La entidad, que ya no debería existir, incrementó sus costos de funcionamiento en $6.000 millones.

Fondo de Vigilancia

Una de las polémicas del Fondo fue la construcción del comando de Policía; hoy, casi 10 años después, sigue detenida.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

12 de diciembre 2017 , 08:23 p.m.

El pasado 30 de septiembre, de acuerdo con el Decreto 409 del 2016, tenía que haber desaparecido el polémico Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá (FVS). Actualmente, más dos meses después, la entidad no solo continúa viva, sino que le arrancará al presupuesto del 2018 más de 9.700 millones de pesos en costos de funcionamiento y en su liquidación. Ante las denuncias, el Distrito explicó las razones que han dilatado el proceso.

Algunos concejales de la ciudad han calificado como incomprensible que se haya aumentado en unos 6.000 millones de pesos el presupuesto para el FVS, una entidad que ya no debería existir. “Con la creación de la Secretaría de Seguridad se buscaba liquidar el Fondo de Vigilancia, queremos que nos expliquen por qué se le sigue otorgando presupuesto”, controvirtió hace poco el concejal José David Castellanos.

El incremento presupuestal fue aprobado recientemente por el cabildo distrital en pleno. En el 2017, al FVS le correspondieron 3.233 millones de pesos, dinero con el que se debían transferir los objetivos y funciones del Fondo de Vigilancia a la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, y concluir, para todos los efectos, la existencia jurídica de la entidad.

Esto no se logró y fue necesaria, a través del Decreto 517 del 2017, una adición de recursos y una prórroga en el proceso de liquidación, que, según los nuevos términos, debe concluir el 31 de diciembre del 2018.

“Esta entidad, por orden del Concejo, debía liquidarse en septiembre de este año, pero vemos con sorpresa que se prorrogó la liquidación por 15 meses, pero además se incrementaron los gastos de funcionamiento pasando de 3.000 millones a 9.000 millones de pesos, hacen incremento en compra de computadores y primas de Navidad”, denunció el concejal Daniel Palacios.

La decisión de suprimir el FVS se dio, entre otras, por los escándalos de corrupción que han rodeado a la entidad y que comprometen a algunos exfuncionarios, como Ricardo Ramírez, exsubgerente técnico; Gustavo de León Bonolis, exsubgerente administrativo, y Mauricio Solano, exgerente general. Otra polémica son las irregularidades en la construcción de la nueva sede de la Policía de Bogotá, hoy detenida.

El Distrito responde

Ante las dudas sobre el aumento del rubro para el FVS, la Secretaría Distrital de Seguridad les salió al paso a las críticas y descartó, de tajo, irregularidades asociadas a corrupción. Agregó que la prórroga fue necesaria debido a inconvenientes que no estaban presupuestados. Según esta entidad, la planeación del proceso liquidatorio se realizó sobre supuestos distintos a la realidad evidenciada una vez que iniciaron la ejecución del proceso de supresión.

“Esto implicó adoptar un esquema de trabajo que deberá estar respaldado por un presupuesto que claramente no será invertido en contratos de prestación de servicios para funcionamiento, sino que será utilizado en el desarrollo de actividades propias del proceso liquidatorio: avalúos, traspaso de bienes, enajenación de activos, entre otras”, argumentaron en la entidad.

Aunque dentro de las acciones para cumplir con el contrato de liquidación se contemplaba la necesidad de elaborar un inventario y avalúo de los bienes del FVS, según explicaron, iniciado el proceso de depuración descubrieron la existencia de 34.370 bienes, “situación que no había sido reflejada inicialmente, debido al estado de desactualización de más de 10 años en los inventarios”, aclararon.

Pese a estas explicaciones, para el cabildante Yéfer Vega, todavía hay preguntas sin resolver sobre esta entidad que, para muchos, fue por un tiempo la ‘caja menor’ de un grupo de concejales.

“Es verdad que en la fase final de la liquidación de una entidad hay que hacer pagos excepcionales que pueden ser altos, pero en este caso el rubro que más aumenta dentro de los gastos de funcionamiento es el 3–1–1–02–03, de honorarios, que crece 234,6 %, pasando de 1.758 millones en 2017 a 5.884 millones en 2018”, cuestionó el cabildante.

La Administración Distrital agregó que todo el proceso con el FVS ha estado acompañado por la Contraloría y la Personería de Bogotá, que han hecho hallazgos de índole administrativo, fiscal y disciplinario.

“Estas situaciones han sido detalladas por los organismos de control, permitiendo la coadyuvancia del equipo liquidador en las investigaciones requeridas, en casos tales como la adquisición de motos eléctricas, la construcción del Comando de la Policía Metropolitana de Bogotá, la adquisición de cámaras de seguridad para las estaciones de TransMilenio, entre otros”, concluyeron en la Secretaría de Seguridad.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO
@oscarmurillom

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA