Bogotá

Crece percepción de inseguridad en entornos escolares

Secretaría de Educación dice que los estudiantes consideran que el ambiente ha desmejorado.

Los Calavera

‘Los Calavera’ es la banda de microtráfico desmantelada recientemente.

Foto:

Archivo particular

27 de marzo 2017 , 09:02 a.m.

Estudiantes de colegios públicos y privados se han convertido en las principales víctimas de los delincuentes y en objetivo de bandas de narcotraficantes en los entornos de sus colegios.

Juan Pablo Martínez*, de 17 años, nunca se había sentido tan vulnerable y expuesto como el pasado viernes 10 de marzo, cuando, al salir del colegio con un amigo, los abordaron tres hombres, uno de ellos con arma de fuego, y los retuvieron en la calle 170 entre avenida Boyacá y autopista Norte, por casi una hora.

(Le puede interesar: Seguridad: el reto con el que empezó el año de los 'alcaldes mayores')

Además de robarles sus celulares y algo de dinero, los invitaron a probar ‘trip’ (un tipo de droga sintética) y a hacer parte del grupo de vendedores de droga que, según los delincuentes, trafica en el colegio y en esa zona. “Salíamos del colegio como a las cuatro de la tarde, nos paró un tipo ofreciéndonos ‘trip’, llegaron otros dos, nos hablaron del microtráfico en los colegios, nos dijeron que ellos son los patrones de 35 jóvenes que venden droga en la zona, y nos hablaron de lo bien que les va en el negocio”, relató el joven.

Pero no es el único caso.Desde hace 10 años, según denuncias de la comunidad, frente a la sede de primaria de un colegio en Kennedy, con 500 estudiantes matriculados en las jornadas de la mañana y la tarde, funciona un prostíbulo que abarca cuatro casas y que recibe, día y noche, clientes que llegan en camionetas lujosas y con escoltas.

Estudiantes, y la comunidad educativa en general, dicen haber visto todo tipo de escenas no aptas para los niños entre 5 y 9 años que estudian ahí, como parejas protagonizando escenas sexuales en la calle.

Y como si fuera poco, en dos oportunidades, afortunadamente en fines de semana, se han presentado balaceras entre los escoltas y algunos personajes que asisten al lugar, y algunos vidrios del colegio han terminado rotos.

(Además : Van 140 bandas delincuenciales desarticuladas en el último año)

Muchos padres de familia denunciaron la situación, personas de las administraciones pasadas visitaron la escuela, pero dijeron que al parecer el dueño del lugar es alguien muy influyente y por eso no podían hacer nada”, aseguró el rector de la institución, quien ha recibido amenazas por denunciar, entre otras cosas, consumo y venta de droga cerca del colegio.

Además, en la sede A, a pocas cuadras de la de primaria, los estudiantes –940 en la mañana y 670 en la tarde– se han visto afectados porque en las últimas semanas una banda de 11 hombres se concentró en un puente cerca del colegio para atracar a los alumnos.

Más vulnerables

Según datos del programa Bogotá, Cómo Vamos, en la más reciente encuesta de clima escolar y victimización, hecha en el 2015 a 125.180 estudiantes de 636 colegios públicos, privados, rurales y de concesión, los alumnos perciben que el buen clima dentro de sus instituciones y la seguridad en sus entornos escolares ha desmejorado.

Mientras en el 2013 el 16 por ciento de ellos afirmó que en sus colegios se vendía droga, en el 2015 ese porcentaje subió al 20 por ciento, un aumento del 4 por ciento en la incursión del microtráfico en los colegios. Y el porcentaje de estudiantes que dicen haber presenciado riñas y agresiones violentas entre sus compañeros dentro del colegio pasó de 33 a 35 por ciento del 2013 a 2015, la cifra más reciente que se conoce.

De acuerdo con un diagnóstico de seguridad realizado por la Secretaría de Educación en el 2014, en 84 Unidades de Planeación Zonal (UPZ), donde hay colegios distritales, Kennedy resultó siendo la UPZ con mayores problemas, pues se encontraron 17 ollas, 49 expendios satélites de sustancia psicoactivas, 45 puntos de consumo de droga y 85 corredores de hurto.

Las autoridades del Distrito no descartan, incluso, el uso de perros para detectar drogas en las aulas.

En el 2013, el 70 por ciento de los estudiantes se sentían seguros caminando en los alrededores del colegio; en el 2015, solo el 45,7 por ciento se sentían seguros. Y el 12 por ciento afirmó que mientras caminaba hacia el colegio, alguien tocó una parte íntima de su cuerpo sin su consentimiento.

Ómar Oróstegui, director de Bogotá, Cómo Vamos, hizo una reflexión sobre lo que está pasando en los colegios, lo que ha mejorado, pero sobre todo los retos que tiene la administración:

“Debe ser un trabajo conjunto entre las autoridades y las secretarías, pero sobre todo hay que involucrar a los padres de familia y a los vecinos, quienes tienen una gran responsabilidad en la protección de los menores cuando están a las afueras de los colegios”, puntualizó Oróstegui.

El experto enfatizó en que se tiene que seguir trabajando en estrategias de promoción, prevención y atención en los colegios.

* Nombre cambiado por seguridad.

Foro para analizar la problemática

Este lunes, a las 7:30 a. m., en el auditorio Alfonso Quintana de la U. Javeriana, se realiza el foro ‘Bogotá, Cómo Vamos en entornos escolares’. Organiza Fundación Empresarios por la Educación; Bogotá, Cómo Vamos y la U. Javeriana.

ANA MARÍA OCORÓ LOZADA
Periodista de EL TIEMPO
Escríbanos a anaoco@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA