Bogotá

Así reconstruyó la Policía la muerte del subteniente Esteban Ojeda 

Con imágenes de 180 cámaras de seguridad se dibujó la ruta del crimen y se ubicó a los implicados.

Barrio El Parejo, donde apareció el subteniente

El cuerpo sin vida de Camilo Ojeda fue hallado en el centro de la ciudad.

Foto:

Juan Camilo Ramírez / Periodista Citynoticias

17 de abril 2018 , 08:28 p.m.

“A la Policía, a quien le entregamos nuestro hijo, gracias por su apoyo incondicional, por su ardua labor día y noche para encontrar a Esteban, él siempre estuvo orgulloso de ser un subteniente de Colombia”, manifestó este martes en un comunicado y con el dolor todavía fresco la familia del subteniente Esteban Camilo Ojeda Eraso, el oficial que de acuerdo con la Fiscalía y la Metropolitana de Bogotá, fue secuestrado, torturado y asesinado el sábado 7 de abril del 2018, en medio de un paseo millonario.

Los investigadores revisaron 180 cámaras de vigilancia para determinar que Ojeda salió del centro comercial Portal 80 a eso de las 11:30 de la noche hacia el centro de la ciudad, después de encontrarse con una amiga. Ya allí, en un establecimiento comercial, una mujer lo habría abordado para suministrarle una sustancia desconocida. Bajo los efectos de esta droga, el uniformado –indefenso–, que vestía de civil, fue conducido por dos hombres a un vehículo, donde se inició la tragedia.

El general Ricardo Alarcón, subcomandante de la Policía Metropolitana, confirmó que los delincuentes usaron la tarjeta de crédito del oficial para tanquear el vehículo en el que lo llevaban, en la localidad de Santa Fe. Este hecho fue clave para reconstruir los sucesos, no solo porque a partir de allí se delineó la ruta que tomaron, sino porque el operario de esa estación de servicio –quien fue entrevistado en medio de las investigaciones– dio pistas vitales.

“Una vez van a cancelar la transacción, el bombero se percata de que la persona que pasa la tarjeta no es el propietario. Esto le llama la atención, en este momento se determina que la víctima iba allí”, detalló el general Alarcón.

Después de eso los criminales volvieron a usar la tarjeta de crédito de Ojeda. Adquirieron un equipo de sonido, un televisor e incluso licor; todas estas huellas que siguieron con detenimiento las autoridades para hallar el cuerpo de la víctima e identificar a los responsables del crimen.

Presuntos asesinos del subintendente Esteban Camilo Ojeda

Presuntos asesinos del subintendente Esteban Camilo Ojeda

Foto:

Policía Metropolitana de Bogotá

De acuerdo con el general Ricardo Alarcón, el oficial Ojeda, quien hacía parte de la dirección de inteligencia de la Policía Metropolitana y además era ingeniero agroindustrial, fue seleccionado por los delincuentes sin saber que se trataba de un integrante de la Fuerza Pública.

Hay unos hechos particulares, es seleccionado por su apariencia física, por la ropa que llevaba, por el reloj y algunos detalles que escogen los delincuentes

“Hay unos hechos particulares, es seleccionado por su apariencia física, por la ropa que llevaba, por el reloj y algunos detalles que escogen los delincuentes que no sabían que era oficial, lo eligen al azar. Hay unos datos de investigación en reserva y que tienen que ver con algunas condiciones en que fue encontrada la víctima”, expuso el subcomandante de la Policía de Bogotá.

Gracias a la ruta que se dibujó con las imágenes de las cámaras de seguridad revisadas, también fue posible ubicar el sitio en el que fue enterrado el cuerpo del subteniente; un lote abandonado del barrio El Parejo, en el nororiente de la capital del país, muy cerca de la carretera que conduce de Bogotá al municipio de Choachí (Cundinamarca).

Las autoridades individualizaron a cuatro personas, dos de ellas ya fueron capturadas, las otras están siendo buscadas y falta por identificar a la mujer que habría drogado a Esteban Camilo, quien era oriundo del departamento de Nariño.

Los dos hombres aprehendidos son Sergio Esteban Zamora Bello y Jefferson Alfonso Vargas Arenas, a quienes un juez de la República les imputó los delitos de secuestro extorsivo agravado, homicidio agravado y tortura agravada. Los sospechosos fueron enviados a la cárcel La Picota.

Tras estas detenciones, las autoridades ahora están tras los pasos de quienes serían los autores materiales de las torturas y posterior homicidio del oficial de 29 años.

Los hombres, de quienes se sospecha podrían haber salido del país, son Wiston Orozco Montero, alias Pizza, y John Édison Segura Vargas, alias Barbas, por quienes la Policía está ofreciendo una recompensa de hasta 30 millones de pesos para quien dé información que permita capturarlos.

Óscar Murillo Mojica
EL TIEMPO
Twitter: @oscarmurillom

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA