Bogotá

Se aplazó acusación por escupitajo contra la concejal Bastidas

Hace más de un año se presentó el hecho y no se resuelve. Ella no concilió para sentar precedente. 

Aplazan acusación por caso del escupitajo contra la concejal Lucia Bastidas

En la audiencia, el Juez llamó la atención del abogado que no llegó a la formulación de acusación y fijó fecha para el 14 de junio a las 2 p.m.

Foto:

Hugo Parra

24 de abril 2018 , 09:38 p.m.

Era 7 de marzo de 2017, víspera del día de la Mujer. El auditorio a reventar. Sindicalistas de la Empresa de Telecomunicaciones (ETB), peñalosistas, funcionarios, concejales, periodistas y unos integrantes de la revocatoria contra el alcalde, estaban allí en la audiencia por la enajenación de la empresa. Se escuchaban voces a favor, en contra, arengas de un lado, un debate de argumentos y de improperios. Normal.

De pronto, un hombre canoso, camiseta blanca y chaqueta de color habano colgada en su brazo, suelta una serie de insultos de todos los calibres contra los concejales. Y a Lucía Bastidas, la escudera del alcalde de Bogotá, Enrique  Peñalosa, además, la escupe.

Por este caso, en la tarde de este martes estaba citada la audiencia de formulación de acusación contra Alejandro Lozano Gómez pero se canceló porque el abogado, Orlando Bernal, no llegó. Desde enero se sabía de esta diligencia, pero según la información, se le cruzó con otra audiencia en Paloquemao. 

Ante esta circunstancia, el Juez 20 penal municipal, reprogramó la formulación para el 14 de junio, pero al mismo tiempo, pidió que se investigue si Bernal sí estaba en otra audiencia.

Según los videos que están en poder de las autoridades, ese día de la audiencia se ve cuando Lozano Gómez, un pensionado de la ETB, ex sindicalista y quien se desempeña desde hace ocho años como presidente de la Asociación de Padres de Familia del colegio de la telefónica, Álvaro Camargo De La Latorre, insulta a diestra y siniestra. Se ve cuando lo tratan de parar pero no hace caso. Sigue.

El hombre le lanza palabras de grueso calibre a un concejal que pasa. Así va repartiendo insultos hasta que ve a Bastidas, a quien, además, le lanza un escupitajo.

Se forma un alboroto. El presidente del cabildo para esa época, Horacio José Serpa, ordena que expulsen a Lozano Gómez de la audiencia. La policía trata de intervenir. Un grupo de personas le cierra el círculo a los uniformados, protege al agresor y el hombre sale. 

En la tarde de este martes, antes de la audiencia, EL TIEMPO habló con Lozano y con Bastidas.

Él dice que no la insulto: "Que yo sepa no. Los concejales en su momento tienen un puesto allá y nosotros acá. Yo no me explico qué hacía la concejal a este lado. Si yo me acerco y la toco inmediatamente me llevan preso porque le estaría faltando al respeto. Siempre he vendo a estas audiencias y ella las ha aplazado y no se por qué".

Ella cuenta que no acudió a la audiencia de conciliación porque consideró que ese no era el camino y lo hizo para sentar un precedente. Ella quiere que se haga justicia por respeto a las mujeres y en contra de aquellos hombres que tratan mal a las mujeres.

"Soy una persona de bien. Mi hoja de vida está limpia. Ella fue la que me agredió" dice el ex sindicalista de la ETB. "Yo me declaro inocente, no tengo nada que ocultar. Yo pago mis impuestos". 

La violencia contra las mujeres no es conciliable. Esto debe ser un ejemplo para muchas mujeres en Colombia que son víctimas de violencia de género por el simple hecho de ser mujer

Bastidas dice que la justicia con las mujeres es así, lenta y demorada. "La violencia contra las mujeres no es conciliable. Esto debe ser un ejemplo para muchas mujeres en Colombia que son víctimas de violencia de género por el simple hecho de ser mujer. Ahí están las pruebas, los videos, el vocabulario que utilizó. A varios concejales los trató mal. Este debe ser ejemplar para que los hombres sepan respetar a la mujer en lo público y en lo privado", dijo la concejal.

El tema es acompañado por la Personeria Distrital que actúa como Ministerio Público garante en este caso con el fin de que se haga justicia, se respete a la mujer y no haya impunidad. 

Los cargos que le van a imputar serían injuria por vías de hecho con circunstancia mayor por tratarse de una servidora pública y con el agravante de ser mujer. La condena podría estar entre los 4 y 8 años. 

BOGOTÁ

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA