Bogotá

Alcalde condecora a tres Ángeles Azules por salvar habitantes de calle

Recibieron la medalla Ciudad de Bogotá en un evento en que, además, se narraron historias de vida.

Bronx

Jorge Muñetón, Damián Nicolich y Wílmer Rodríguez trabajan como Ángeles Azules hace ocho meses y, en mayo, se arriesgaron para salvar la vida de tres habitantes de calle arrastrados por el agua.

Foto:

Néstor Gómez

14 de junio 2018 , 11:28 p.m.

El 4 de mayo pasado Jorge Muñetón, Damián Nicolich y Wilmer Rodríguez se lanzaron a las aguas del canal de la calle 6a con carrera 30. Se arrojaron para salvar a tres habitantes de calle que eran arrastrados por una corriente. Ayer jueves, en la noche, recibieron la medalla cívica 'Ciudad de Bogotá', de manos del alcalde Enrique Peñalosa, por su heróica acción. 

"Estábamos en un operativo por el canal Comuneros y comenzó a llover. Me asomé al canal y vi que la creciente arrastraba a tres personas", cuenta Jorge Muñetón, quien es graduado en Dirección de Cine y Televisión pero lleva ocho meses trabajando como Ángel Azul y otros años más con comunidades vulnerables.

Ese día, Jorge y sus compañeros escucharon los gritos. Y cuando vieron a tres habitantes de calle, empapados y asustados, bajar a toda velocidad por el Canal de Fucha, partieron a correr tras ellos. Unas cuadras más abajo, rescataron a dos. Uno se les resbaló de las manos y lo siguieron, sin descansar, hasta sacarlo del agua. 

Como Jorge, hay 700 funcionarios de la Secretaría de Integración Social que a diario  conversan e invitan a los habitantes de calle a intregrarse a uno de los 15 centros de recuperación.

"Esto se trata de humildad, responsabilidad y carisma", agrega Damián Nicolich, otro de los condecorados. "Todos los días encuentro una historia que me conmueve. Necesitaríamos otro corazón para abarcar todos esos sentimientos", dice orgulloso de su labor.

Para Wílmer Rodríguez, el tercero de los héroes, el trabajo de los Ángeles Azules se hace con cariño, entrega y cooperación. Por eso, considera que este es un reconocimiento para todos sus compañeros.

La premiación se hizo durante una ceremonia de conmemoración en la Plaza de Los Mártires, por los dos años de intervención de la antigua "Calle del Bronx".

Según la Secretaría de Integración Social, de los 2.053 habitantes de calle que iniciaron su rehabilitación después del desalojo de esa 'olla' de expendio, el 22 % ya culminaron con el programa y esperan una vinculación laboral.

Algunos de estos 444 egresados, otros más que aún se encuentran en tratamiento, sus Ángeles y funcionarios del Distrito asistieron a la ceremonia que celebró, además, su salida de la drogadicción.

"El siguiente paso es ajustar los programas de atención para que sean cada vez más atractivos para ellos. Aunque nuestra tasa de éxito es relativamente alta, todavía hay personas que no han ingresado a nuestros servicios por muchas razones", explicó Cristina Vélez Valencia, directora de la Secretaría de Integración.

Dentro de la estrategia de atención y tratamiento, se abrió la licitación de cinco nuevos centros para habitantes de calle, tres de ellos con enfoque diferencial para mujeres, personas mayores y ciudadanos acompañados por sus mascotas.

Los sobrevivientes

Amparo López tiene 60 años y pasó 40 de ellos consumiendo droga y alcohol en las calles: el Cartucho y el Bronx fueron su casa. Después de la intervención el 28 de mayo del 2016 en el Bronx, Amparo aceptó ayuda. Pasó por un centro de atención transitoria, luego fue remitida a la Fundación la Luz en Chinauta, después al Centro el Camino y hoy está en un centro de adultos mayores en Melgar, Tolima.

"Allí nos enseñan gimnasia y artesanías. Me gusta el bordado, estirar mi cuerpo, sentirme viva", dice con una sonrisa

Otro caso es el de Harold, que aún se encuentra en proceso después de una segunda recaída en las drogas que tuvo en febrero y marzo. En su mano derecha falta un dedo y en su rostro hay cicatrices que cuentan miedos y correrías de 12 años en las calles. "Metí bazuco y pepas. Bebí chámber y, de vez en cuando, me echaba unos pegantazos. Pero me di cuenta que merecía una segunda oportunidad", cuenta Harold. Hoy, después de ires y venires entre Tumaco, su tierra natal, y Bogotá, sueña con ser un Ángel Azul. 

Bronx

Amparo López es uno de los casos exitosos de la intervención al Bronx. Hoy, disfruta sus 60 años en una casa de adultos mayores en Melgar.

Foto:

Néstor Gómez

Vienen oportunidades

Durante el evento, el alcalde Peñalosa insistió en que, además de la inversión de 272.478 millones de pesos, es clave formular puestos de trabajo para esta población.

A esta y otras propuestas, los asistentes gritaron "¡sí se puede!", mientras se abrazaban y reían. 

En sus manos, llevaban una vela para un homenaje de luz a quienes fallecieron durante los años del Bronx y en una celebración a quienes hoy siguen con vida y sueñan con volver a trabajar. 

"Las vidas que salvamos significan todo. Una vez terminan su tratamiento, les insistimos en hacer un trabajo de crecimiento personal para conseguir y, sobretodo, mantener un trabajo", apuntó Myriam Cantor, directora de los Ángeles Azules.

Bronx

Con una figura de velas y luz, se cerró el evento de condecoración.

Foto:

Néstor Gómez

ANA PUENTES
Escuela de Periodismo Multimedia de El Tiempo
En Twitter: @soypuentes

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA