Galería
Bocas 24 de abril de 2017 , 07:00 a.m.

Mocoa: la ciudad que se tragó la tierra

La crónica gráfica de BOCAS presenta  fotografías de la tragedia en la capital de Putumayo.
Mocoa BOCAS
Santiago Saldarriaga.

El viernes 31 de marzo, cuando los habitantes de Mocoa se acostaron, caía un fuerte aguacero que había comenzado a la una de la tarde. Cerca de la medianoche, un estruendo despertó a toda la población.

Mocoa BOCAS
Santiago Saldarriaga.

El ruido era un torrente de rocas, lodo, tierra y agua formado por los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco, que, desbordados y sin cauce se abrían paso por entre la ciudad.

Mocoa BOCAS
Juan Diego Buitrago

La avalancha dejó 314 muertos, más de 400 heridos, 300 desaparecidos y 17 barrios arrasados.

Mocoa BOCAS
Santiago Saldarriaga.

Para evitar epidemias, el gobierno ordenó realizar entierros colectivos. El 4 de abril se hicieron los primeros.

Mocoa BOCAS
Juan Diego Buitrago.

Hasta el 5 de abril había 1.518 damnificados que guardaban la esperanza de recuperar sus viviendas.

Mocoa BOCAS
Juan Diego Buitrago.

La familia de este hombre, que todos los días trata de juntar bajo su techo lo que la avalancha le arrebató, vivía en el barrio El Progreso, una de las zonas más afectadas por la tragedia.

Mocoa BOCAS
Santiago Saldarriaga.

En las 89 carpas dispuestas en el coliseo del Instituto Tecnológico del Putumayo pasaron la noche 559 personas. En cada una se acomodan hasta cinco damnificados. Muchos no se conocían antes de la tragedía, ahora deben dormir juntos y compartir el baño.

Mocoa BOCAS
Juan Diego Buitrago.

De muchas de las casas no quedó nada y las pertenencias de los habitantes terminaron desperdigadas entre el lodo.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA