Bocas

Carta abierta a la Dimayor

Preguntas que los dirigentes del fútbol colombiano deberían tener en cuenta.

Foto:
19 de marzo 2017 , 06:00 a.m.


El campeonato de fútbol profesional colombiano, la Liga Águila, ha sido objeto de críticas en los últimos meses por la desorganización en su programación. Al momento de escribirse esta carta, en la sección “Aplazados” (sí, hay una sección fija para los aplazados) del sitio web de la Dimayor –el ente que lo organiza– había una lista de nueve partidos que no se han jugado, sin nueva fecha.

Este fenómeno, sumado a otras tantas perlas, tiene a nuestro querido torneo haciendo tránsito de sagrada cita deportiva y social de los domingos a poco menos que rey de burlas. Basta ver las redes sociales donde el hashtag #Dimayoradas ya hace parte del patrimonio inmaterial virtual de la nación. Por eso, hemos querido dirigirle esta carta a Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor, para invitarlo a reflexionar.

- ¿Ha visitado recientemente el sitio web de la entidad que dirige? ¿Ha notado que en el menú principal del mismo existe una sección dedicada a los partidos aplazados? ¿Ha visitado los de otros campeonatos del mundo? ¿Ha visto semejante excentricidad en otro? ¿Verdad que no? ¿Es consciente de que el campeonato termina, en su fase regular, en dos meses y que al momento de escribirse esto, ninguno de estos juegos tiene fecha todavía?

- Digamos que aplazarles partidos a los equipos con competencias internacionales es un acto patriótico –que muy poco se da, por ejemplo, en Inglaterra, España o Alemania–, pero, ¿cree que tiene presentación haberle aplazado a Nacional su primer partido en febrero con la excusa de que habían llegado cansados de Japón en diciembre?

- Y por otro lado, ¿qué es eso de jugar un torneo sin una tabla de posiciones confiable? Es que la actual tabla de la Liga, con más asteriscos que el acuerdo entre el Gobierno y las Farc, no le sirve al hincha, ni mucho menos a los periodistas que, cuando se refieren a la ubicación de tal o cual equipo, deben dedicar tiempo valioso a explicarle a la audiencia que da lo mismo para un equipo estar de primero que de quince.

- ¿Y qué decir de la Copa Colombia con su actual sistema de juego, otro paraíso de los aplazados, otro sancocho impresentable? ¿No han pensado que a más partidos, menos prestigio, menos seriedad, menos respeto, más burlas en la red?

- Y a todas estas, ¿será que tanto desorden tiene que ver con el hecho de que hayan decidido ampliar a veinte el número de equipos de la Liga? ¿De verdad valió la pena esa decisión? ¿Ha mejorado el nivel o simplemente han aumentado los equipos sin hinchas y con estadios sin tribunas?

- Hablemos de un caso muy particular: Rionegro Águilas. ¿Es serio permitir un equipo que cada año cambie de sede y de nombre? ¿Cómo es posible que hoy sea el Rionegro (no el de siempre), ayer Águilas Pereira y antes de ayer Itagüí, y como si nada?

- Igual ocurre en la B. Cada año se produce un fenómeno de migración y transfuguismo que envidiarían incluso los congresistas del antiguo PIN. Los equipos de esta categoría, más algunos de la primera división, se han convertido, duele decirlo, en circos ambulantes con funciones que no convocan a nadie.

- ¿Cómo explicar el episodio del antiguo Dépor FC, en la B, cuando se le esperó cuatro fechas porque no tenía reconocimiento deportivo y fue necesario que, en curiosa maniobra, cambiara su razón social a Atlético Fútbol Club? ¿Eso tiene presentación?

- Hablemos de raseros. Existe en Tuluá un vetusto estadio, pero estadio al fin y al cabo, en el que no se le autorizó jugar al equipo de este municipio por no cumplir con un mínimo de condiciones. Pero ocurre que en Neiva, su ciudad, existe un campamento de obra con cancha aledaña que sí fue autorizado para que en él se disputaran los partidos de local del Atlético Huila, del que usted fue presidente. ¿Al fin qué?

- ¿Y qué decir de la Liga Femenina? ¿No dizque la quieren promover? ¿Cómo es posible que un Cúcuta vs Santa Fe, que era el mejor partido de un par de fechas atrás y estaba programado para el domingo al mediodía, lo pasaran para un miércoles a las 12:15 en Zipaquirá? ¿Allá quién va a ir?

- ¿Qué hay con esas sanciones a equipos por el mal comportamiento de su público, que inicialmente son severas y luego, tras una serie de ruegos y cuando ya nadie está viendo, se reducen a su mínima expresión?

- Y las barras. ¡Ay, las barras, que ahora dicen tener “ala Militar”, como lo evidenció un reciente video de hinchas del Cali! ¿Para cuándo un llamado a los presidentes de los equipos para que cese la doble moral?

- ¿Para cuándo advertirles que es intolerable que los domingos se tomen fotos en las tribunas con los capos de los parches de cada barra, incluso tocando el bombo, como los presidentes del DIM y Millos, para el lunes poner cara de indignación mientras leen comunicados de rechazo a cualquier expresión violenta en las tribunas?

- ¿Para cuándo cumplir con la obligación –junto con las autoridades locales– de implementar la tecnología necesaria en todos los estadios para individualizar a los cafres?

- Se trata, en últimas, de cumplir con dos preceptos elementales para cualquier competición: igualdad y reglas claras. Para que los hinchas vuelvan a creer en su torneo, lo quieran, lo abracen y lo hagan respetar. Para que el fútbol vuelva a ser de la gente, no de los cafres ni de los apostadores que ahora también acechan. ¡Y de los apostadores hablamos luego!

REVISTA BOCAS
EDICIÓN 61 - MARZO 2017

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA