Archivo

COCAÍNA DE COLORES, NUEVA AMENAZA

El detective del DAS, por petición expresa de la CIA, el FBI y la DEA, llegó al aeropuerto de Washington con el cargamento de cocaína negra. Pero ni el olfato de los perros antinarcóticos, ni los reactivos químicos y ni los agentes aduaneros se percataron de la droga.

10 de abril de 1999, 05:00 am

La sorprendente demostración obligó a los científicos estadounidenses a estudiar minuciosamente la nueva coca y concluyeron que la mafia había encontrado una fórmula química para evadir los controles universales.

Ayer, en el marco de la V Conferencia Internacional sobre Cocaína, dos expertos colombianos revelaron ante las autoridades antidrogas de 30 países que los narcotraficantes están en capacidad de hacer la cocaína del color que quieran: roja, negra, amarilla, azul y hasta transparente. Además, se puede hacer granulada o líquida.

Pero en criterio del mayor Pedro Antonio Yáñez y del capitán Goyeneche, adscritos a la Interpol y al DAS, el color es lo de menos. El principal problema es la composición química que la hace indetectable , dijo un experto. Además agregaron va camuflada entre productos que son de alta comercialización mundial .

EL TIEMPO conoció los detalles de las revelaciones hechas a puerta cerrada. Supo que hasta el momento han caído ocho cargamentos de cocaína negra y que detrás de este avance científico está un colombiano, el mismo que hace diez años se inventó la forma de almidonar bluyines con coca.

El primer rastro de cocaína negra fue hallado el 3 de febrero del año pasado en Maguncia (Alemania). Un agente aduanero sospechó de un cargamento de pigmento rojo. Los policías antinarcóticos le aplicaron el reactivo que delata la cocaína, pero no funcionó.

Entonces, pidieron la intervención de la Policía Científica Alemana para tratar de identificar qué era esa sustancia. Después de largas horas de pruebas se vieron obligados a utilizar el Securtec Druw Wipe Test, una compleja prueba de laboratorio que puso al descubierto 19 kilos de cocaína con un 99.5 por ciento de pureza.

Los científicos determinaron que una sustancia llamada tiocianato de hierro era la que dificultaba detectar el alcaloide.

Al día siguiente, en el aeropuerto de Francfort (Alemania), incautaron un extraño cargamento de supuesta tinta litográfica que iba para Albania. Tampoco funcionó el narcotest universal, aquel que vuelve azul la cocaína, y fue necesario hacer nuevas pruebas científicas de laboratorio para detectar los seis kilos de droga colombiana.

El 10 del mismo mes, las autoridades de Bruselas incautaron 23 kilos de un pigmento rojo, que también resultó ser cocaína. Un mes más tarde, en la ciudad africana de Lome (Togo) incautaron 19 kilos del mismo pigmento, que resultaron ser coca pura.

El 3 de abril, las autoridades de Lituania incautaron nueve kilos de coca negra que parecían toner, una sustancia que se utiliza para las impresoras.

Hasta ese momento pocos eran los avances para detectar el origen de la cocaína negra. Pero hubo dos incautaciones de la Policía Antinarcóticos y del DAS que prendieron la señal de alerta.

El 13 de mayo cayeron en Bogotá 115 kilos de supuesta limadura metálica, que resultó ser coca. Cuatro días después, con base en una información suministrada por el Servicio de Aduanas del aeropuerto de Schiphol de Amsterdam, incautaron 193 kilos de pigmento rojo.

La fiscal que conoció el caso pidió que con el narcotest le demostraran que era cocaína para poder incautarla. La prueba reactiva no funcionó. En estas operaciones fue capturado el químico Alvaro Badillo, que tenía en su casa su propio laboratorio.

Los científicos colombianos sometieron el pigmento a varias pruebas y encontraron la fórmula de camuflar la droga: mezcla de coca pura con cloruro férrico y tiocianato. Y también descubrieron que para volver la droga a su estado natural (blanca) le aplican éter etílico o acetona y queda lista para el consumo.

Estados Unidos pidió una muestra, valoró los estudios colombianos y concluyó que era hora de inventar un nuevo narcotest universal, porque el químico capturado había logrado contrarrestar la efectividad del que se venía aplicando.

En los últimos días cayó en Venezuela más de media tonelada de una sustancia que parece ser cocaína negra.

Los investigadores que hicieron estas revelaciones en la cumbre antidrogas de Cartagena alertaron a sus colegas internacionales sobre la nueva amenaza que enfrenta el mundo.

Todo esto demuestra que el narcotráfico se está tecnificando y manejando como una empresa de futuro, porque hay tres factores preponderantes: inversión de mucho dinero para desarrollar la fórmula; son innovadores y además perduran en el tiempo, como lo demuestra el hecho de almidonar los bluyines con coca y ahora la cocaína negra , dijo un investigador ante más de un asistente sorprendido.

Los investigadores se hacen una pregunta final. Actuaba solo el químico colombiano? La respuesta es un no rotundo, y creen que en breve tiempo quedarán al descubierto los tentáculos internacionales que patrocinaron y se inventaron la cocaína de colores.

Usar al máximo entregas controladas de droga Recientemente, cuando agentes de la Aduana de Estados Unidos descubrieron que un avión de la Fuerza Aérea había llegado a ese país cargado de droga, se criticó el porqué se apresuraron a incautarla y por qué no permitieron, bajo estricto control, que llegara a su destino final y así capturar a todos los responsables.

Este procedimiento, llamado entrega controlada y que está contemplado en la Convención de Ginebra debe ser utilizado al máximo por los 178 países miembros de la Policía Internacional (Interpol).

Esa fue la principal recomendación hecha ayer por las delegaciones de 30 países que durante tres días participaron en Cartagena en la V Conferencia Internacional sobre Tráfico de Cocaína.

Los participantes también recomendaron crear una central de datos mundial donde se pueda consultar hasta el más mínimo detalle que se tenga sobre los carteles y los barones de la droga. También pidieron reseñar a todos los delincuentes y enviar esa información a la Interpol.

El fiscal general de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, fue el invitado de honor para el cierre de la cumbre.

Gómez invitó a los participantes a no desfallecer en la guerra contra las drogas, a las que calificó como un sida social, porque deja a los Estados sin defensas .

Les dijo que el problema de la droga ya traspasó los umbrales delictivos para afectar la institucionalidad de los países y reiteró: Colombia ha sido más víctima que victimaria en este problema de las drogas .

Invitó a las autoridades de otro país a combatir la droga con el mismo empeño que lo hace Colombia. Nada sacamos con que un país o un grupo de países enfrenten el problema si el resto no lo hace , dijo.

Estos son las cuatro recomendaciones: 1. Que muchos ciudadanos extranjeros fueron arrestados en aeropuertos y otros países por tráfico de cocaína y/o drogas y a menudo la información de vital importancia relacionada con las personas involucradas y el modus operandi utilizado, podría ser útil para definir el perfil de los narcotraficantes, detalles que no se comunicaron al país de origen, por lo que se recomienda que, en la medida de lo posible, se ponga a disposición toda la información disponible cuanto antes, preferiblemente por medio de los canales de Interpol.

2. Que muchos narcotraficantes utilizan documentos de identidad falsos y la necesidad de identificarlos positiva y rápidamente es un elemento esencial en la lucha contra el narcotráfico y se recomienda que las personas que sean arrestadas deberán ser reseñadas y enviarse una copia de la ficha dactilar a la sección dactiloscópica a la Secretaría General de la Interpol, para que estén a disposición de todos los países miembros.

3. Que los países miembros sean conscientes del valor de las entregas controladas cuando se utilicen contra los narcotraficantes, recomendado su uso máximo. Sin embargo, en muchos casos la legislación nacional puede ser incompatible con la de aquellos países vecinos. Se recomienda que en donde no exista legislación nacional se rectifique, en la medida de los posible, la situación y garantizar que esta legislación se armonice con los otros países dentro de la región.

4. Que los acuerdos, como los firmados recientemente entre Estados Unidos y México, sirvan para mejorar los esfuerzos que se han hecho contra los narcotraficantes y que son un elemento esencial para la cooperación más estrecha. Se recomienda que todos los países miembros fomenten los acuerdos similares basados en la bilateralidad y multilateralidad, en la medida de lo posible .