Archivo

HOY SE REINICIA FUMIGACIÓN DE CULTIVOS ILÍCITOS

Las Fuerzas Militares conjuntamente con la Policía Nacional serán las responsables, a partir de las primeras horas de hoy miércoles, de una gigantesca operación con la que el Gobierno Nacional reinicia en firme el plan de erradicación de cultivos ilícitos en una vasta zona del sur de Colombia, comenzando por el departamento del Guaviare.

12 de marzo de 1997, 05:00 am

Así lo decidió el Consejo Nacional de Seguridad que se reunió ayer durante más de dos horas, en las instalaciones del Ministerio del Interior.

El Consejo fue presidido por el titular de ese despacho, Horacio Serpa, y contó con la asistencia de los ministros de Defensa y de Justicia, Guillermo Alberto González y Carlos Medellín Becerra, respectivamente; y los altos mandos militares y de Policía.

El nuevo plan se reinicia ocho días después de que el Gobierno Nacional anunció la suspensión de la fumigación de cultivos ilícitos en el país. Sin embargo, el Gobierno echó para atrás la medida debido a las críticas internas y externas sobre la inconveniencia de esa suspensión, sobre todo por lo reciente de la no certificación del gobierno estadounidense.

A la salida del Consejo, el ministro Serpa reveló que el plan para la erradicación de cultivos ilícitos se realizará en tres fases: la primera, explicó el Ministro, comprende la erradicación por aspersión aérea con glifosato en los departamentos de Guaviare y Huila; la segunda, contemplará actividades similares en el Caquetá, Putumayo, Meta y la región amapolera.

En tercer lugar, la erradicación se extenderá a los departamentos de Guainía, Vichada, Vaupés, Arauca, Catatumbo, el sur de Bolívar y otras regiones donde existen cultivos ilícitos.

Otras de las decisiones del Consejo, anunció Serpa, es la de fortalecer la inteligencia militar, de la Policía y de los diferentes organismos de seguridad del Estado para apoyar los propósitos de erradicar 25.000 hectáreas de plantaciones de hoja de coca y 5.000 hectáreas de amapola durante el presente año.

Igualmente, dijo, se reforzarán las operaciones para atacar el comercio y transporte de precursores químicos e insumos utilizados en la elaboración de alcaloides.

El Ministro agregó que, además, el Consejo de Seguridad recomendó al Gobierno Nacional la adquisición de equipos para la Fuerza Pública, fundamentalmente destinados a la erradicación de cultivos ilícitos.

En consecuencia, el Gobierno Nacional se comprometió a comprar equipos nuevos de transporte, fumigación, aviones y helicópteros para la protección de fuerzas en tierra.

Por su parte, el Ministro de Defensa aseguró que para la elaboración del nuevo plan de erradicación se tuvo en cuenta el panorama del orden público en las regiones donde se reiniciarán las fumigaciones.

Esto quiere decir que sobre mapas y sobre datos de inteligencia y con los informes de soporte del Ejército y de la Policía, visualizamos cuáles son los dispositivos que tenemos en las Fuerzas Militares y de Policía en todas las zonas que ha nombrado el Ministro del Interior , afirmó González.

Igualmente, añadió el Ministro, sobre mapas se analizó la presencia de los grupos subversivos, Farc y Eln, en cada una de las áreas que se van a fumigar, y la forma como el Ejército y la Policía pueden responder a eventuales ataques con el equipo con el que cuentan actualmente.

La estrategia incluye la cooperación entre Policía y Fuerzas Militares, ubicando las bases específicas desde donde se va a operar en todos los departamentos , manifestó González.

Según el Ministro, esta cooperación será fundamental para evitar los ataques de los grupos subversivos que han ocasionado 39 muertos y 61 heridos en los últimos tres años de operaciones de erradicación.

Voceros de las Fuerzas Militares señalaron que, inicialmente, el apoyo a las labores de fumigación que cumpla la Policía lo brindarán las unidades que se encuentran en San José del Guaviare, Cumaribo, Miraflores, Larandia y Tres Esquinas.

Así mismo, el ministro de Justicia, Carlos Medellín, aclaró que el programa de erradicación, como tal, nunca se ha suspendido.

Explicó que el diseño del programa, en cuanto a técnicas y químicos que se utilizan, es competencia del Consejo Nacional de Estupefacientes, mientras que la fase operativa, en lo que se relaciona con zonas que se van a erradicar, es del resorte del Gobierno Nacional.

Reveló que el Consejo Nacional de Estupefacientes ya ordenó ampliar la auditoría ambiental a las nuevas zonas donde se cumplirá la erradicación, con el fin de aminorar el impacto sobre el ecosistema.