Archivo

Kelsey Grammer ya no hacer reír: se hace odiar

Siempre se ha dicho que los actores de comedia son grandiosos exponentes del género del drama. Uno de los ejemplos acertados de esa percepción lo está ofreciendo Kelsey Grammer, protagonista de la serie Boss (que emite en Colombia TNT).

29 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Recordado por su trabajo en el programa de humor Frasier, que sostuvo durante 11 temporadas, ahora el actor explora un matiz más intenso en el papel del alcalde de Chicago Tom Kane, un hombre poderoso y sin escrúpulos que tiene que lidiar con una enfermedad degenerativa.

Ante tal reto, el protagonista ha respondido con una interpretación impresionante en la que sobresalen la fuerza por mantener su imperio y el dolor de una lucha personal que libra en secreto. No es el drama fácil de alguien fuerte que pierde terreno ni la reivindicación de un hombre sin escrúpulos, sino una oportunidad para conocer lo bueno, lo malo y lo peor del poder, de la mano de un actor que hace creíble esa intención. Es posible que Kelsey Grammer ya no haga reír, como en Frasier o en la mítica Cheers, pero gusta más ahora, cuando se hace odiar como alcalde y como jefe