Archivo

Un hotel que es un culto a Barichara

En los vestigios de una vieja casona construida en Barichara (Santander) hace más de 250 años, un arquitecto y una diseñadora de interiores construyeron en tapia pisada (tierra compacta), bahereque, adobe y piedra la Casa de Huéspedes El Cogollo.

26 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Allí, en cómodas habitaciones, amplios corredores y cómodas terrazas, los huéspedes encuentran esculturas y mesones elaborados con la famosa piedra barichara y óleos de artistas locales en los que se rinde culto a las calles empedradas, casas y templos de este pueblo.

Barichara es reconocida por sus construcciones de finales del siglo XVIII; el sector antiguo de la población fue declarado patrimonio cultural del país. Se destaca el cementerio, también construido en piedra amarilla.

En los baños, algunos accesorios fueron construidos con la madera que arrastran los turísticos ríos Suárez y Chicamocha; y los desayunos, que llevan nombres de veredas y calles del pueblo, se sirven en individuales de fique ensamblados en los costados con fina madera de Curití.

Por estar situada en el sector más alto del municipio, la casa lleva el nombre de El Cogollo, en alusión a la parte superior de los árboles. El arquitecto Jaime Higuera y la diseñadora de interiores Martha Pino son los esposos y propietarios del sitio, que ofrece vistas sobre los paisajes y la modalidad conocida como bed and breakfast (cama y desayuno).

El Cogollo se recorre entre paisajes, jardines, luz natural y aire puro, y en medio de la arquitectura de tierra. La casa está compuesta por tres caneyes.

En el primero están integrados el comedor y la cocina, junto a la habitación Luna. El segundo acoge las habitaciones Arco Iris, Cielo, Fuego y Campiña, separadas por los restos de tapia pisada de la vieja casona construida.

Finalmente, se llega al tercer caney, que alberga las habitaciones sol y follaje. Allí, en su nivel superior -en una sala de lectura entre hamacas y un mirador-, se disfruta de una vista de 270 grados sobre Barichara. Senderos y terrazas en piedra barichara, florestas, árboles frutales, decenas de aves visitantes y un jacuzzi son otros atractivos de la casa de huéspedes.

Si usted va Cómo llegar: desde Bogotá el pasaje terrestre hasta San Gil cuesta 60.000 pesos en un viaje de seis horas. Allí se consigue transporte a Barichara por $4.000 en un recorrido de 30 minutos.

Desde Bucaramanga el pasaje a San Gil cuesta $25.000 en un viaje de dos horas.

Casa de Huéspedes El Cogollo. Capacidad: 32 personas en ocho habitaciones. Carrera 11 N.° 7-37, Barichara.

Información: 311 2024391; www.baricharacogollo.com Valor: $100.000 por persona. Incluye desayuno. Por 20.000 pesos, recorridos artísticos y artesanales para visitar a artesanos y artistas trabajadores de la piedra, la madera y los óleos.

No olvide visitar En Barichara no deje de ver la casa del expresidente Aquileo Parra, la casa de la cultura Emilio Pradilla González, las capillas de San Antonio y Santa Bárbara, la Alcaldía Municipal, el mirador, el salto del Mico, el balneario Chorreras, el Parque de las Aguas, la biblioteca y el puente Grande, construido en calicanto