Archivo

Gastos de US$ 12 millones por tratamiento de Chávez en Cuba

Entre los viajes a La Habana y la estadía y los viáticos de una comitiva que ha alcanzado hasta 200 funcionarios -entre personal de seguridad, medios oficiales, ministros y asistentes, además de familiares-, el tratamiento de la enfermedad del presidente Hugo Chávez le habría costado a Venezuela, hasta ahora, unos 12 millones de dólares.

21 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Así lo señaló ante el parlamento el diputado opositor Carlos Berrizbeitia, cuando se otorgó al mandatario el más reciente permiso para proseguir con las sesiones de radioterapia.

El diputado detalló al diario El Universal que solo en combustible el gasto ha sido de 1,7 millones de dólares, y que de los 200 días de reposo que ha tomado el Presidente en el último año, unos 100 han sido en Cuba.

Berrizbeitia, quien siempre ha seguido de cerca los gastos oficiales de la presidencia venezolana, precisó que en el presupuesto nacional no hay partida alguna que muestre los gastos destinados al tratamiento, lo que significaría el uso ilegal de recursos del Estado para ese fin. "El Presidente es mi adversario, pero no mi enemigo, y está enfermo. Siempre hemos aprobado sus viajes, pero tiene responsabilidades como funcionario público. La enfermedad no puede ser excusa para que siga quebrantando la Constitución y las normas administrativas", dijo el diputado al diario local.

Hasta el momento, el mandatario mantiene su tratamiento en la isla. De hecho, el vicepresidente, Elías Jaua, confirmó que Chávez se quedará en La Habana hasta la próxima semana. "Dios mediante -dijo-, la semana próxima estará acá con nosotros una vez terminado el tratamiento (...). No necesitamos, no es necesaria, la presencia (de Chávez) en este sitio porque, igual, es el comandante y líder de la revolución".

Piden a Interpol arresto de Aponte.

La Fiscalía venezolana solicitó ayer a Interpol incluir a Eladio Aponte, exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en su lista de alerta roja para su arresto, días después de que Aponte acusó al Gobierno del presidente Hugo Chávez de "manipular" la justicia