Archivo

Susa sigue inundado por falta de combustible

El invierno volvió a golpear a Susa (Cundinamarca). El nivel de la laguna de Fúquene subió e inundó 800 hectáreas. Las autoridades no han podido sacar el agua debido al poco combustible que tienen para hacer operar las motobombas. "Entre 30 y 40 galones diarios se van en ACPM y no tenemos los recursos para sostenerlo", dijo Luis Robayo, alcalde del municipio.

21 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Las 59 familias afectadas están en las veredas Punta de Cruz, La Estación, Llano Grande y la Glorieta.

En el municipio de Guachetá la situación es similar. En la vereda Tagua se abrió un boquete de 20 metros en uno de los jarillones. Esto ocurrió sobre la quebrada Tagua (que desemboca en la laguna de Fúquene). Hay 400 fanegadas inundadas y 300 familias afectadas. En Cota, el boquete del río Chicú, que inundó 400 hectáreas en la vereda Parcelas, está a un 10 por ciento de quedar reparado. "Esperamos que en dos días esté listo para seguir con el bombeo", dijo Édgar Bejarano, director de la CAR