Archivo

Policía de Bosa propone cierre de bares a la 1 a.m.

El comandante de la Policía de Bosa, coronel José Botía, propuso a la Administración Distrital reducir el horario de cierre de los bares de esa localidad de 3 de la mañana y 1 a.m.

20 de abril 2012 , 12:00 a.m.

La petición la hizo el miércoles durante el consejo local de seguridad que adelantó el Distrito y agregó que la medida debería concertarse con las autoridades de Soacha (Cundinamarca), para obtener mejores resultados en materia de seguridad.

"El objetivo es tener un mayor control de la seguridad en toda la localidad y reducir al máximo las riñas, los homicidios y los demás hechos que alteran el orden público y que están ligados al consumo de licor", dijo Botía.

El oficial añadió que la caída del 14 por ciento de los delitos de alto impacto en el primer trimestre se debe a la efectividad creciente del plan de vigilancia por cuadrantes y "sobre todo a la aplicación del decreto 263", que prohíbe la venta de bebidas embriagantes entre las 11 de la noche y las 10 de la mañana en 80.000 establecimientos públicos de la ciudad.

El homicidio tuvo una reducción del 11 por ciento (de 36 a 32 casos) respecto del 2011, al igual que el hurto de vehículos (-10%), la extorsión (-50%), la piratería terrestre (-50%), el hurto de entidades comerciales (-63%) y el robo de viviendas (-50%).

Sin embargo, estas disminuciones contrastan con las opiniones de algunos habitantes de la localidad, quienes expresaron varias de sus preocupaciones en los siguientes puntos: microtráfico, ventas informales, inseguridad en los entornos escolares y las barras futboleras. En cuanto a este último tema, un análisis de la alcaldía local permitió establecer que en Bosa hay identificadas 44 barras, principalmente de Millonarios, Santa Fe y Nacional.

De esta población -1.143, según el censo-, unas 400 personas no están estudiando y por lo menos 180 no cuentan con empleo, ni siquiera de tipo informal.

El secretario (e.) de Gobierno, Jorge Rojas, manifestó su preocupación por estas cifras y anunció que el Distrito entrará a revisar las oportunidades que se les están ofreciendo a los jóvenes, para intentar vincularlos a actividades que los alejen de comportamientos violentos. Incluso, algunos habitantes de la localidad propusieron evaluar posibilidades, con entidades como el Instituto para la Economía Social (Ipes), con el fin de generar empleo a los miembros de las barras. Además, pidieron a la Secretaría de Educación que solucione la situación de desescolarización que presenta un amplio porcentaje de los barristas