Archivo

Europa siempre se manifiesta

19 de abril 2012 , 12:00 a.m.

El Festival de Cine Europeo en Colombia ha llegado a su mayoría de edad, con una eficiente organización de vínculos diplomáticos y la señora Theresa Hoppe como directora ejecutiva. Finlandia (Suomi), país invitado de honor, en una nueva cita que a partir de hoy despliega en Bogotá la programación de 16 nacionalidades y el merecido homenaje al cineasta introspectivo y minimalista Aki Kaurismäki. El Havre, presentado oficialmente en el pasado Festival de Cannes y ganador del premio de los críticos internacionales, obedece a la generalizada inquietud de exponer el marginamiento y las dificultades que inmigrantes africanos sobrellevan en el puerto francés. Retrospectiva de siete comedias dramáticas con el sello personal de Kaurismäki, en un estilo cuasi detenido, que recurre a la memoria borrosa del pasado y al afán de sobrevivir en sociedades contemporáneas de trazos globalizados. Títulos inolvidables como Contraté a un asesino en serie y Nubes pasajeras alternarán con El extraño caso de Angélica (por el centenario maestro portugués Manoel de Oliveira), Drei (Tres) o el casual triángulo pasional que expone el alemán Tom Tykwer, Il villaggio di cartone como pieza redentora de la miseria según Ermanno Olmi, y El refugio, que revela los trances sentimentales del parisino François Ozon. Un menú para exigentes cineastas aburridos con secuelas y piezas aparatosas o simplemente evasivas e ingenuas de nuestra cartelera comercial dominantemente gringa. Fotógrafo local obligado a tomarle fotos al cadáver de una joven; mujer casada que se enreda con un hombre también amante de su marido; cura sin feligreses que alberga a indigentes en su parroquia; muchacha calabresa criada en Suiza sin lograr acoplarse a la rígida sociedad italiana; abuela vasca recluida en un centro geriátrico e improvisador de versos en euskera; chicos de padres ilegales con el riesgo de ser repatriados; joven drogadicta que espera un hijo póstumo, y de cómo algunos ciudadanos escandinavos son considerados torpes y provincianos por sus vecinos. En Clásicos de Hoy y Siempre: Viridiana de Buñuel (obra maestra principalísima de quien aborda lo místico con sentido profano), El Gatopardo de Visconti (crónica incomparable del declive aristocrático) y dos títulos particularmente negros de H. G. Clouzot (Muelle de orfebres y El cuervo). Por fuera del ámbito de Eurocine, cabe registrar el inminente estreno belga de El niño de la bici según los transparentes y laureados hermanos Dardenne. laurens@etb.net.co