Archivo

Etiquetas y empaques alivian industria del libro

Buscar más y nuevos mercados externos, apostarles a la impresión por demanda, y nacional, y a la reconversión industrial deben ser por ahora unos de los salvavidas de los que se deberá agarrar la industria gráfica si quiere mantenerse del lado positivo de la balanza.

18 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Y es que después de varios años de registrar caídas en su producción y en sus ventas, el sector de la industria gráfica volvió a saborear las mieles del crecimiento.

El año pasado tuvo un leve incremento del 1,5 por ciento, después de que en el 2009 y el 2010 había registrado caídas del 5,1 y 7,6 por ciento, respectivamente. Y las ventas también crecieron. Lo hicieron en 2,7 por ciento, luego de caídas en los dos años anteriores de 9,6 y 6,2 por ciento.

"El porrazo tan grande por el tema de Venezuela y la revaluación fueron un duro golpe para esta industria. Sin embargo, lo del país vecino se ha ido arreglando con el reemplazo de ese mercado", dijo Jorge Galofre, gerente de AlfaPrint y miembro del Consejo Directivo de Andigraf. Si bien el leve crecimiento del 2011 no alcanza a suplir todavía las caídas de años anteriores, los empresarios están optimistas y confían en que este año se mantenga el comportamiento positivo. De un lado, y a decir de María Reina, vicepresidenta de Cadena, está el programa del Plan de Lectura del Gobierno, que el año pasado 'obligó' a que en el país se imprimieran 500.000 ejemplares adicionales a los 30 millones que se imprimen cada año.

De otro lado, está el hecho de que los hogares están consumiendo más y el año pasado se ajustó en 6,5 por ciento. ¿Y esto qué tiene que ver con la industria gráfica? Todo, pues este sector imprime también empaques y etiquetas, especialmente sobre cartón, que el año pasado crecieron en sus ingresos 1,5 por ciento, así como publicomerciales que registraron un incremento del 2,4 por ciento.

"Sin embargo, en productos como catálogos, hay empresas que se afectan fuertemente, pues muchos se van a imprimir en Perú, en donde no hay aranceles.

Ese es un tema que se toca con el Gobierno", dijo la presidenta de Andigraf, María Alexandra Gruesso.

Pese al optimismo, hay otro tema que a ella le preocupa. La industria se está metiendo en una 'trampa de precios' debido al mayor uso de la capacidad instalada, que llegó al 78 por ciento. "Hay mucha oferta, y eso hace caer los precios", dijo.

Ceden exportaciones a varios países.

Las exportaciones de la industria gráfica a Ecuador cayeron 4 por ciento; a Estados Unidos, 15 por ciento y a Panamá, 9 por ciento. Pese a esto, las exportaciones totales del sector sumaron 269,4 millones de dólares, con un aumento de 8 por ciento.

Las exportaciones de libros, según Andigraf, crecieron 2 por ciento (de 98,8 millones de dólares en 2010 a 101 millones el año pasado). Esas ventas cayeron a Estados Unidos, 19 por ciento; a Panamá, 27 por ciento; a Chile, 11 por ciento y a Brasil, 31 por ciento. A la venta de los libros le siguieron las de los empaques de plástico y sus sustratos