Archivo

A pagar por ensuciar los espacios públicos de Cali

Hoy, los caleños podrán pronunciarse en el Concejo sobre el comparendo ambiental, establecido por Ley en el 2008, adoptado por la Corporación Municipal en el 2009, pero que aún no se hace efectivo en Cali.

16 de abril 2012 , 12:00 a.m.

La Administración Municipal presentó un proyecto que busca reformar la reglamentación del comparendo, la idea es que las sanciones que se impondrán a los infractores de las normas de aseo, limpieza y recolección de escombros sean dosificadas. Además, diferencia entre persona natural y jurídica y diferencia las faltas entre grave, moderada o leve.

No se permitirá arrojar residuos sólidos al espacio público desde un vehículoautomotor o de tracción animal, estacionado o en movimiento; tampoco se podrá lavar bienes muebles sobre vías y áreas públicas; almacenar residuos de obras de construc-ción o de demoliciones en vías o áreas públicas; arrojar basuras en teatros, parques, colegios, centros de salud, expendios de alimentos, droguerías y cana-les de aguas aguas lluvias y sanitarias.

También se castigará la deposición de heces fecales de mascotas en prados y sitios no adecuados, sin la recolección debida.

La ponente del proyecto, la concejal Audry María Toro, dijo que su trámite dependerá de la claridad que tenga el Gobierno Municipal, a través del Dagma y la secretaría de Go-bierno, para sancionar a los infractores, sin olvidar que el comparendo es un instrumento pedagógico de cultura ambiental ciudadana. A las infracciones calificadas como moderadas, aquellas que en apariencia no generan impactos graves, pero que de persistir pueden afectar el ambiente o la salud, se les im-pondrán una sanción de1,5 salarios mínimos legales mensuales vigentes y de 10 salarios en caso de que sea persona jurídica.

Para una infracción leve, aquellas acciones que pueden corregirse de manera inmediata, se tipifica una sanción de 0,5 salarios mínimos legales mensuales vigentes y de cinco para personas jurídicas.

La infracción grave, las actividades que representan riesgos al medio ambiente y la Salud, serán sancionadas con dos salarios mínimos legales mensuales vigentes y de 20 para las personas jurídicas.

Los infractores recibirá cuatro horas de educación ambiental obligatoria por parte del Dagma, si reinciden deberán prestar un día de servicio social. En el caso de las personas jurídicas, llevará al sellamiento del negocio, suspensión o cancelación del registro o licencia.

Las sanciones se reducirán de acuerdo con la clasificación de la falta. Para quienes asistan a horas de capacitación obligatoria y cancelen el valor de la sanción, podrán obtener un descuento del 50 por ciento si la falta resulta leve; del 30 por ciento si es moderada y del 10 por ciento si es grave.

La Policía, corregidores, inspectores de Policía y los agentes de Tránsito serán los competentes para aplicar las sanciones