Archivo

Invierno en Cundinamarca cierra carreteras y puentes

El invierno pone en aprietos a Cundinamarca, y una vez más la afectación y el problema es incontrolable para las autoridades. El panorama de cientos de hectáreas inundadas es generalizado y temen que se agrave aún más. Solo ayer, debido a la intensidad de las lluvias en los municipios de Ubaté y Chiquinquirá, se produjo el desbordamiento del desagüe del distrito de riego Fúquene-Cucunubá, a la altura de la vereda la Balsa del municipio de Lenguazaque. Así lo confirmó la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

14 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Se inundaron 50 hectáreas, y el río Ubaté está a cinco centímetros de desbordarse. Por otra parte, en la vía que conduce del puente la Balsa hacia el municipio de Chía y Guaymaral se presentó un anegamiento por el aumento de 40 centímetros en el nivel de las aguas del río Frío. El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, tomó la decisión de cerrar esta vía hasta nueva orden. Por ahora se aconseja a quienes recorren esta zona que tomen la autopista Norte como opción alterna para llegar a Chía y a Guaymaral.

El mandatario anunció también que ayer se desbordó el canal Mariño, en el municipio de Guachetá. Las fuertes lluvias también han originado inconvenientes en puentes en los municipios de Choachí, Fómeque y Nocaima. La CAR informó que el Parque Puente Sopó estará cerrado hasta el próximo jueves.

Por ahora, el río Bogotá ha estado estable pero las autoridades siguen en alerta.