Archivo

Falla en obra de la carrera 11 causó los hundimientos

La alcaldía de Gustavo Petro se alista para anunciar, en las próximas horas, que los hundimientos registrados hace tres meses en la carrera 11 con calle 98 se debieron a las fallas que hubo en las obras de excavación del edificio Green Office, según conoció EL TIEMPO.

12 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Trascendió que el estudio realizado por los ingenieros de la Universidad Nacional, y que está en manos de la Alcaldía y de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) desde el pasado lunes, concluye que el factor desencadenante fue la excavación que se hizo para los sótanos de la edificación, lo que provocó que el terreno circundante se moviera hacia el agujero.

En otras palabras, el terreno que bordeaba la "pantalla" o el muro de la excavación se deslizó hacia el hueco dejado por la extracción de tierra y produjo el "desplazamiento" de los suelos vecinos, influyendo en el hundimiento registrado en la carrera 11 con 98, y en el sendero del parque contiguo a la obra.

El edificio Green Office, de seis pisos, es una obra de Pijao Grupo de Empresas Constructoras S. A. La firma, a través de comunicados, ha insistido en que "las ondulaciones y daños presentados en la carrera 11 desde tiempo atrás no son afectaciones causadas por la construcción de la obra, ni por problemas estructurales del proyecto". Incluso, que los hundimientos fueron producto de las lluvias y de la acumulación de aguas negras.

Así mismo, que la obra cuenta con licencia de construcción y ha cumplido con las normas de construcción sismorresistentes.

Medidas insuficientes No obstante, entre las conclusiones que tiene el informe de la Universidad Nacional se señala que, si bien es cierto que los constructores tomaron medidas para hacer las excavaciones, estas no fueron suficientes para prevenir el daño presentado.

De hecho, el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae) había manifestado -a mediados de diciembre, cuando se presentaron los hundimientos- que el contratista había sido advertido, desde noviembre, de la falla que estaba presentándose, pero no adoptó los correctivos.

Por otro lado, el Acueducto, como medida preventiva, aisló las dos tuberías que pasan por el sector, para evitar que la presión que estaba presentándose en el terreno provocara el desplazamiento y la rotura de la red.

El ingeniero geotécnico Vicente Amórtegui, consultado sobre el tema, explicó que los terrenos en sectores como la carrera 11 con 98 se caracterizan por ser blandos.

"Su resistencia es baja y su deformabilidad alta, por lo que en las excavaciones se necesita que se construyan "pantallas" con mucha profundidad.

Si no tiene la profundidad requerida, se corre el riesgo de que la "pantalla" se mueva y, como efecto, el suelo que rodea la excavación se deslice y genere hundimientos", dijo.

lucgom@eltiempo.com