Archivo

Planta de lixiviados en Navarro no da espera

En el antiguo basurero de Navarro, las siete lagunas con los lixiviados están al tope. Según el Dagma, se encuentran al 95 por ciento de su capacidad.

11 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Por eso, después de casi cuatro años de cierre del 'basuro', la urgencia del municipio para que el Concejo le apruebe unas vigencias futuras por 13.800 millones de pesos para construir la planta de lixiviados y evitar cualquier riesgo para la madre vieja del río Cauca.

También preocupa que con el aumento de las lluvias se eleva el nivel de los lixiviados, ese liquido producido por la descomposición de los desechos arrojados durante 40 años en Navarro. La directora del Dagma, Beatriz Eugenia Osorio, dijo que está pendiente la clausura final del vaso 7, uno de los sitios que estaban dispuestos para arrojar las basuras. Se trata de un área pequeña, menos del 3,0 por ciento de las 40 hectáreas por las que se extendía el vertedero de Navarro. El pasado 28 de diciembre el Gobierno Nacional le aprobó a Cali 13.800 millones de pe-sos para que construyera la planta, pero para legalizar esa partida el municipio debe re-currir a la figura de las vigencias futuras ordinarias.

El proyecto fue presentado en el periodo de sesiones extras del Concejo y, a más tardar, deberá quedar aprobado el 28 de abril y aún no se ha surtido el primer debate.

Para la ponente del proyecto, concejal Clementina Vélez, habrá que trabajar a marcha acelerada.

Según el concejal Harvy Mosquera, el plazo para dar trámite al proyecto y cumplir con las exigencias que hace el Gobierno se vence el 5 de mayo. Lo que no se sabe es cuánto costará sostener la planta y de dónde saldrán los recursos. Según el concejal John Jairo Hoyos, demandaría 2.500 millones de pesos.

Como Emsirva, la empresa de aseo de Cali, está en liquidación y bajo manejo de la Superintendencia de Servicios, será, según la concejal Vélez, Planeación municipal la que se encargue de la ejecución de la planta para tratar los lixiviados. La pasada administración tuvo choques con la Superservicios por el manejo del tema. En concepto de técnicos de la Cvc, la emisión de gases tóxicos y la destilación de estos líquidos seguirá generándose en los próximos 28 años