Archivo

Consulta 'siquiátrica' a través de la red en Valle

Luego de superar algunas fallas técnicas, por aquello de la banda ancha, la consulta fue un éxito. Catorce personas, la mayoría pacientes con trastorno bipolar y esquizofrenia, tuvieron, a través de la red, consultas con el siquiatra.

09 de abril 2012 , 12:00 a.m.

No fue necesario que salieran de El Cairo, una alejada población del norte del Valle, porque a través de la pantalla del computador les llegó la atención.

Un equipo interinstitucional del hospital Santa Catalina -conformado por el médico general, enfermera jefe, auxiliares y promotores de salud- siguió paso a paso las instrucciones que desde Cali, a siete horas de allí, les proporcionaba un especialista del Hospital Siquiátrico 'San Isidro'.

Nora Stella Ramírez, gerente encargada del Santa Catalina, dice que es el primer paso de un programa que de consolidarse traerá muchos beneficios para los pacientes de los más apartados rincones del departamento.

"Se evita traslado, incomodidad para los pacientes y la posibilidad de que la atención en esta especialidad llegue para todos", dice la funcionaria.

Y es que considerando la distancia, los efectos del invierno y las difíciles condiciones económicas de la población, El Cairo fue seleccionado para realizar la primera prueba de lo que será el Piloto del Programa de 'Telesiquiatría', con el que el Valle espera convertirse en pionero en el país.

"Empezamos los ensayos con la articulación de la Secretaría de Salud y el grupo de Medicina Itinerante, y aprovechamos la disponibilidad que había en El Cairo", explica José Norberto Morales, gerente del Hospital Siquiátrico.

Será la misma metodología que en el programa de Telemedicina, pero con el componente de siquiatría. Inicialmente se trabajaría con las instituciones de salud del nivel dos, que se convertirían en nodos de referencia de los lugares más apartados donde el número de pacientes es determinado. Entre ellos estarían los hospitales de Cartago, Roldanillo, Tuluá, Zarzal, Palmira, Buenaventura y en Cali, el 'Isaías Duarte Cancino'.

"En este primer ejercicio se atendió a los pacientes con el acompañamiento del especialista y pudimos evidenciar que con apoyo tecnológico e infraestructura es viable el programa", dice Morales.

Para el funcionario, se trata de una iniciativa que no solo evitará largos desplazamientos a los pacientes sino que ayudará a abaratar costos y a descongestionar los servicios de salud mental.

Por ahora, dice Morales, se continuará con las pruebas y se podría pensar que en un mes arranque en firme el piloto del programa, que sería un referente para el Ministerio de Protección Social, ahora que el Plan Obligatorio de Salud contempla las enfermedades mentales