Archivo

Acusados en caso de venta de riñón por iPad

Cinco personas fueron encausadas por traficar ilegalmente el riñón de un adolescente que lo vendió para comprar un iPhone y un iPad, en China. Los cinco acusados, incluido el cirujano, fueron acusados de daño intencional, en la ciudad de Chenzhou.

09 de abril 2012 , 12:00 a.m.

El menor, de 17 años, de apellido Wang, oriundo de la ciudad de Anhui, fue contactado vía Internet por Yin Shen, encargado de buscar donantes, mientras que Tang Shimin rentó la habitación de un hospital local a Su Kaizong, tercer implicado. El cirujano, Song Zhongyu, condujo el trasplante de riñón en abril del 2011 y recibió 198.000 yuanes (31.400 dólares) por la operación, dinero que compartió con los otros implicados y con He Wei, cabeza del grupo. Wang solo recibió 22.000 yuanes (3.000 dólares). En junio pasado, el menor le confesó a su madre que vendió un riñón porque tenía muchas ganas de comprarse un iPhone y un iPad2. El estudiante contó que se trasladó a Chenzhou en donde tres personas lo llevaron a un hospital que, según medios chinos, carecía de equipos necesarios para operar. Wang dijo que sus padres se enteraron de su "venta" por la herida y por el iPad2 y el teléfono móvil, que llevó a su casa.

Un año después, el joven sufre de insuficiencia renal y su salud esta deteriorada. Su caso sigue en investigación