Archivo

Resurrección: la vida le gana a la muerte

Especial para EL TIEMPO Barranquilla. Hoy, domingo de pascua, es el día más importante del año litúrgico. La celebración comienza con la vigilia pascual que marca el final de la cuaresma y resume los fundamentos de la fe cristiana: Cristo se proclama victorioso sobre la muerte resucitando en una vida gloriosa, pasando de la oscuridad a la luz.

08 de abril 2012 , 12:00 a.m.

La vigilia pascual es la convocatoria nocturna de mayor importancia, significa 'noche en vela' porque la comunidad cristiana se centra, en la bienvenida a una nueva vida. Jesús resucitado rompe las ataduras de la muerte, logrando la redención definitiva de los hombres.

La Iglesia Católica vive una verdadera fiesta, se viste blanco, se decora con flores para esta gozosa celebración que se caracteriza por su estructura sacramental rica en signos. La ceremonia de vigilia o noche santa consta de cuatro partes, primero se realiza la liturgia de la luz o lucernario cuyo símbolo es el fuego que enciende el cirio pascual, signo de cristo resucitado; seguido, se entona el pregón pascual, que extiende a todos los creyentes la alegría de la gloria en el cielo y en la tierra.

La segunda parte es liturgia de la palabra, donde se recorre, a través de lecturas, el nuevo y antiguo testamento, y salmos.

En la liturgia bautismal el signo es el agua, se bautiza a nuevos creyentes que deciden renunciar al pecado para vivir en Cristo.

Por último y más importante llega la liturgia eucarística que culmina con la eucaristía, sus símbolos son el pan y vino y corona la fiesta de la resurrección de Cristo.

En la resurrección y el sepulcro vacío, se encuentra la esperanza cristiana: la fe una vida eterna. Cualquier padecimiento adquiere sentido después de ese gran acto de amor del hijo de Dios