Archivo

La segunda parte de la Semana Mayor

Durante la Semana Mayor, se planean las actividades a realizar en familia con ir a los balnearios o a restaurantes de moda, pero pocas son las ocasiones en las que se reflexiona acerca del verdadero sentido de la Semana Santa.

04 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Mañana, Jueves Santo, se lleva a cabo la primera celebración del Triduo Pascual, tiempo comprendido entre el jueves y el domingo de pascua, en el que se desarrollan los acontecimientos de los tres últimos días de la vida de Jesús.

Este día inicial se conmemoran los tres grandes misterios de la redención: la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Tambié se rememora solemnemente la Institución de la Eucaristía y los Santos oficios, recordando paso a paso lo que Jesús vivió en su cena de despedida, su agonía y oración en el Huerto de los Olivos. Además, se conmemora el sacramento del orden sacerdotal con el cual se inmortaliza la misión de Cristo en la tierra y por último se ovaciona el mandamiento del amor, en el que nos transporta a ese sacrificio humilde y generoso hecho por Cristo en nombre del amor hacia su prójimo por el cual murió en una cruz.

Según sacerdotes expertos, en las grandes ciudades hace parte de la tradición la visita a los siete monumentos; sin embargo, la palabra monumentos connota muerte y este día Cristo aún vive, por lo tanto la denominación correcta es 'Lugar de reserva'. Inclusive algunos aseguran que resulta más fructuoso venerarle en el sacramento, con un espíritu de profundo recogimiento y meditación.

"La muerte de Jesús debe recordarnos la necesidad de morir en el instinto de la individualidad, para resucitar como hombres y mujeres de fe". señala el arzobispo de Barranquilla, monseñor Jairo Jaramillo, celebrando los 80 años de la Diócesis, la ciudad como territorio cristiano con jurisdicción eclesiástica y que luego escaló a ser Arquidiócesis