Archivo

Universidades pierden el año por deserción de sus estudiantes

De cada 100 estudiantes que ingresan a la Universidad de Antioquia, 44 no alcanzan a graduarse.

04 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Esta cifra es alentadora si la comparamos con la de otras instituciones de educación superior del departamento. Por ejemplo, en el Tecnológico Pascual Bravo los índices de abandono son del 65 por ciento, y en la Corporación Universitaria Minutos de Dios, de Bello, del 87,8 por ciento. Es decir, que solo 12 estudiantes de cada 100, terminan la carrera. Los datos salen del más reciente informe de deserción estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, que fue elaborado usando las cifras del Sistema de Prevención y Análisis a la Deserción en las Instituciones de Educación Superior, (Spadies), que pertenece al Ministerio de Educación.

Las que mejor están en ese aspecto son la Colegiatura Colombiana y la Fundación Universitaria María Cano, donde el índice no supera el 20 por ciento. Dora Nicolasa Gómez Cifuentes, de la Universidad de Antioquia y una de las ocho personas que trabaja en la investigación, 'Gestión universitaria integral del abandono', que se hace con recursos de la Unión Europa y en la que participan instituciones de diferentes países de la península Ibérica y Latinoamérica, explica que es muy difícil concluir por qué se salen los estudiantes. Agrega que cada caso es particular y, por ahora, lo que se tiene son unas hipótesis. Por ejemplo están los factores culturales. Han descubierto en las estadísticas que los indígenas tienen una alta tasa de deserción. También tienen mayor riesgo los jóvenes que llegan de los municipios, pues pueden tener dificultades para adaptarse a la ciudad. Incluso, el grado de escolaridad de la madre es determinante. Asimismo influyen los problemas de salud, o si tuvo una buena nutrición en la infancia. Cabe aclarar que para que un estudiante sea declarado desertor en Colombia debe estar sin matricularse por lo menos dos semestres consecutivos en la universidad.

Los factores económicos tiene que ver con la falta de recursos, la presión familiar y cuando se enrolan en el mundo laboral sin terminar las carreras.

Algo que no pasa con los estudiantes de las áreas de la salud, pero sí con las de las humanidades y ciencias exactas. Claro, también es determinante la preparación académica, la orientación vocacional, y la capacidad que tenga la universidad para acoger a los estudiantes. Gómez explica que no es lo mismo una institución que tenga oferta cultural, deportiva, becas, incentivos, y un campus grande, a una que no. El papel que cumple la Universidad de Antiqouia en el proyecto, 'Gestión universitaria integral del abandono', es determinante. En este momento están en la construcción de un modelo de predicción, donde se toman los factores mencionados y se les da unos valore matemáticos para predecir el riesgo de abandono. No es fácil, pero esperan que a finales del año esté listo y puedan empezar a aplicarlo como prueba piloto en las 20 instituciones