Archivo

Bambucos, cerca de África

El nuevo disco del Trío Colombita, muy colombiano pero con retumbe africano, yoruba y brasileño, antes que el fruto de la globalización es una revisión a las raíces más primarias -la sangre indígena y la percusión africana-, que fueron relegadas en los ritmos andinos durante muchos años (a excepción del tambor, en el Huila).

04 de abril 2012 , 12:00 a.m.

"Este fue un llamado del alma", explica la guitarrista Sofía Sánchez: "Uno, como músico, tiene la necesidad de renovarse e inventar formas de decir las cosas que ha dicho antes (...) soy samaria y siempre me ha hecho falta el pulso".

Por eso, Repercusión, que es una reinterpretación de los bambucos El campesino y La guaneña, las cumbias La piragua y Danza negra, el joropo Ay, sí, sí, y Torbellino de mi tierra, entre otros, encuentra en la percusión un nuevo aliado. Ya son 12 años del Trío Colombita, que conforman Sánchez, la bandolista Corita Rojas y el percusionista Diego Cadavid, su nuevo integrante, quien empezó a jugar con el bodhrán (Irlanda), la darbouka (Medio Oriente), los cajones peruano y flamenco, el udú (Nigeria), el caxixi y la cuica (Brasil y África), el tambor oceánico (chamánico), el agogô (yoruba), entre otros instrumentos percutivos ligeros: "Es como crear una batería de todo el mundo", afirma Cadavid, quien exploró todas las similitudes rítmicas. El trío estaba conformado antes por guitarra, tiple y bandola. El tiplista Oriol Caro se retiró en 2011, presentó su proyecto en solitario Tiple colombiano solista y compuso la música de la cinta Los colores de la montaña. En Repercusión, también participaron los músicos Pedro Ojeda, Deborah Miranda, Juan Vergara 'Primo', Omar Fandiño, Anibal de los Reyes, Juan Carlos Contreras y Niyireth Alarcón