Archivo

Se lo llevaron por error y no volvi

A Orlando Toledo Lugo, un contratista de Ecopetrol, las Farc se lo llevaron por error. La guerrilla iba en busca de un ingeniero de la petrolera, que estaría en la planta que inspeccionaba en Convención (Norte de Santander). Esa es la versión que tiene Carmen Mirke del secuestro de su esposo. Desde hace seis años espera su libertad, a pesar de que jamás ha recibido una llamada del frente 40 de las Farc, el grupo que lo secuestró.

04 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Sin embargo, se enteró de que la guerrilla sí les exigió a directivos de Ecopetrol 2.000 millones de pesos como rescate.

El hecho se produjo el 25 de julio del 2005, pero dos meses después la situación cambió para Carmen. Una emisora local en Convención divulgó una noticia dada por la misma guerrilla, en la que aseguraban que su esposo escapó después de un combate con el Ejército.

A partir de ahí, Carmen ha intentado establecer cuál fue la suerte de Orlando.

Hace un año estuvo en Cúcuta, y por medio de contactos con la curia de esa ciudad logró llegar hasta el sitio donde permaneció cautivo el contratista, pero nadie da razón de él.

La Fiscalía le asegura que su esposo está muerto, y ella se resiste a creerlo.

Varias personas de la zona le han manifestado que a Orlando Toledo lo han visto en campamentos de las Farc. "Lleva barba, cabello largo y está vestido con un uniforme similar al que usan los guerrilleros", le aseguran.

Mientras espera a su esposo, Carmen Mirke ha debido asumir las riendas de su hogar. Con esfuerzo ha mantenido a sus tres hijos trabajando en un almacén y por un sueldo que no supera los dos salarios mínimos