Archivo

Cien días después, ¿qué pasó en la 11?

La Universidad Nacional estaría en mora de entregar los estudios que contrató la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), para aclarar cuáles fueron las causas de los hundimientos de suelos que se advirtieron, desde hace tres meses y medio, en un parque y un tramo de la carrera 11 con calle 98.

03 de abril 2012 , 12:00 a.m.

A juicio de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI), consultada por EL TIEMPO, si bien es cierto que los hechos y daños presentados en ese sector requieren una investigación y un análisis muy cuidadosos, "no se justificaría que se tomen más tiempo para la entrega de los resultados a una comunidad que, sobre todo, espera respuestas".

En igual sentido se pronunció el ingeniero geotécnico José Vicente Amórtegui, quien expresó que estudios de suelo de ese tipo se demoran de dos a tres meses.

Estos conceptos se conocen luego de que el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, informó vía Twitter que los estudios que realiza la Universidad Nacional, para establecer los motivos de los hundimientos y cuál sería el plan de manejo en la zona, se conocerán en la semana de Pascua.

El gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), Diego Bravo, informó que la universidad entregará los resultados el próximo 12 de abril y que está dentro de los tiempos establecidos. La contratación de los estudios costó alrededor de 600 millones de pesos.

Mientras tanto, por el cierre del carril occidental de la carrera 11 -entre las calles 100 y 95- el tránsito de vehículos, que era de 2.800 en hora pico, se redujo un 10 por ciento, reportó la Secretaría de Movilidad.

En una visita al sitio, se observó que sigue el monitoreo del suelo, con seis inclinómetros instalados en el parque afectado -que hoy tiene un jardín y el paso peatonal cerrado- y en el exterior del edificio Green Office. Estos vienen midiendo profundidades hasta de 49 metros. Son lecturas que últimamente se están haciendo cada tercer día.

La polisombra rodea el terreno del parque y aparece caída en el trayecto que debía cerrar el paso de los peatones.

El andén sigue aún en las mismas condiciones, desbaratado y con una señal, puesta a un lado, que avisa que la vía está cerrada