Archivo

Rifirrafe a 30 años de guerra de las Malvinas

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner deploró ayer por absurda una colonia en Malvinas en el siglo XXI, pero el Reino Unido defendió el derecho de autodeterminación de los isleños, en sendos mensajes de homenaje a los caídos hace 30 años en la guerra.

03 de abril 2012 , 12:00 a.m.

Kirchner dijo que "resulta absurdo pretender a 14.000 kilómetros el dominio (de Malvinas) cuando las islas corresponden a nuestra plataforma marítima", en un acto de homenaje a los caídos, rodeada de excombatientes en la austral ciudad de Ushuaia, en una plaza azotada por vientos helados.

Por su parte, el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, había emitido antes una declaración en la que sostuvo que su país "sigue firmemente decidido a hacer respetar el derecho de los habitantes de Falklands (nombre británico de Malvinas), el derecho a decidir ellos mismos su porvenir".

Unos 3.000 pobladores isleños, llamados 'kelpers', y que son ciudadanos británicos desde la guerra, no descartan la independencia del archipiélago ante el reclamo de su vecino y la promesa del petróleo en su territorio. "Por el momento queremos ser británicos, pero puede ocurrir que la próxima generación en el ejercicio de su autodeterminación decida que lo mejor es la independencia", dijo la legisladora local Jan Cheek.

En contraste, Kirchner afirmó en Ushuaia: "No estamos reclamando ninguna otra cosa más que el diálogo entre ambos países para discutir la cuestión de soberanía, respetando el interés de los isleños, como lo señalan las resoluciones de la ONU", dijo la Presidenta al evocar el conflicto, en el que murieron 649 de sus compatriotas y 255 británicos.

La guerra estalló cuando la dictadura del general Leopoldo Galtieri invadió Malvinas para reintegrarlas a la soberanía argentina, perdida en 1833 por la ocupación británica, pero una fuerza despachada por la primera ministra Margaret Thatcher derrotó a los suramericanos tras 74 días de conflicto. La derrota causó el colapso del régimen dictatorial argentino, que tuvo que llamar a elecciones en 1983, en tanto que Thatcher recuperó su debilitada popularidad y logró la reelección.

Cameron dijo que, "hace 30 años, la población de las Falklands sufrió un acto de agresión destinado a robarle su libertad y su modo de vida".

Kirchner también reveló haberle enviado a la Cruz Roja Internacional un mensaje para que "interceda ante el Reino Unido para identificar a los argentinos e ingleses" cuyos restos permanecen anónimos desde la guerra en tumbas marcadas como NN. En Buenos Aires, grupos de izquierda chocaron con la policía durante una protesta frente a la embajada británica