Archivo

Nueva marcha contra la fumigación en Antioquia

La marcha de Anorí (norte de Antioquia), que se realizó hace tres semanas, en la que 5.500 campesinos presionados por la guerrilla pidieron que los aviones de la Policía no regaran más glifosato en sus veredas para erradicar la mata de coca, se repitió en el municipio de Tarazá.

22 de febrero de 2011, 05:00 am

Agitando la misma consigna, hasta la zona urbana de este municipio limítrofe con Anorí, desde el sábado han llegado entre 1.500 y 2.000 labriegos, según informó el alcalde Yuan Pablo Restrepo. El comandante del Distrito Especial de la Policía en el Bajo Cauca, coronel Miguel Moncaleano Gómez, denunció que en el corregimiento Santa Rita, a 12 horas de la cabecera de Ituango, la guerrilla obligó a 135 estudiantes y a 15 profesores a unirse al éxodo para apoyar la protesta.

El secretario de Gobierno de Antioquia, Andrés Rendón, fue enfático en que el gobierno departamental no se sentará en ninguna mesa. "Qué va a negociar uno cuando piden que no se asperje. Mientras haya coca habrá erradicación manual y cuando hay muchas minas (antipersona) habrá aspersión", enfatizó. En esa localidad, en el 2008, se presentaron cuatro marchas con las misma pretensión y, finalmente, una comisión oficial facilitó el retorno tras prometer la inclusión de los marchantes en proyectos económicos