Archivo

INVESTIGAN OSCURO CASO DE AVIONETA NICARAGENSE

Con la captura de Jaiden Góngora Parra, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía avanzaba ayer en la investigación tendiente a esclarecer los móviles de la muerte de un piloto nicaragense, cuyo cadáver baleado fue hallado en la madrugada del 31 de julio en jurisdicción de Zipaquirá, al norte de la capital del país.

12 de agosto de 1995, 05:00 am

Expertos del CTI intentaban establecer, a su vez, las circunstancias en las cuales ingresó al país una avioneta, procedente de Managua y al parecer piloteada por Andrés Narváez, cuyo cuerpo sin vida apareció en la vereda El Puyón (Zipaquirá).

El cadáver de Narváez, reclamado el pasado 2 de agosto en esa localidad por representantes de la Embajada de Nicaragua en Colombia, fue enterrado en Masaya, 30 kilómetros al sur este de Managua.

La Cancillería Nicaragense confirmó ayer que se trata del mismo aparato secuestrado y hurtado en Managua (Nicaragua) el pasado 30 de julio.

La avioneta identificada como YN-CED, modelo Cessna Grand Caravan, perteneciente a la Compañía Aérea Nacional La Costeña fue contratada por una falsa organización ecologista para un vuelo por el sur, este y norte de Nicaragua.

Como lo informó este diario en su edición del pasado 3 de agosto, el vuelo partió de Managua hacia la Isla de Ometepe, ubicada en el Gran Lago de Nicaragua, con el piloto Narváez y los dos pasajeros que hicieron la contratación, al parecer utilizando identidades falsas y a nombre de una empresa inexistente.

Tráfico de drogas Todo hace suponer que fueron miembros del narcotráfico internacional quienes robaron la avioneta y asesinaron a Narváez , puntualizó desde entonces Santiago Altamirano, vocero del ministerio de Construcción y Transportes de Nicaragua (MCT).

Anoche, fiscales y médicos del Instituto de Medicina Legal se reunieron en Zipaquirá, a fin de confrontar las condiciones en que se halló el cadáver de Narváez e indagar por algún testimonio que pueda convertirse en la pieza clave de la investigación, cuyas hipótesis preliminares apuntan a tratarse de un episodio del narcotráfico.

Las autoridades consideraban seriamente la posibilidad de que a bordo del aparato monomotor se desplazaron miembros de alguna organización dedicada al tráfico de narcóticos.

Por lo pronto, la Interpol busca a un piloto nicaragense, identificado como Manuel Salvador Mayorga Martínez, ex militar sandinista, que se presume piloteó el avión hasta Colombia.

Tras el hallazgo del cuerpo de Narváez, las autoridades nicaragenses localizaron en Managua el cadáver de un técnico de aviación, Lencio Cubillo, jefe de un Comité de Base Departamental sandinista, quien supuestamente habría sido llevado para revisar el aparato en Ometepe.

Habla la Policía La avioneta nicaragense, entre tanto, quedó ayer a disposición de la Fiscalía General de la Nación, tras ser encontrada por la Policía Antinarcóticos en un hangar del aeropuerto Vanguardia de Villavicencio (Meta).

Durante la operación de inmovilización la Policía capturó a un hombre identificado como Jaiden Góngora Parra, quien fue puesto a disposición de la Sijín por orden de la Fiscalía Regional Antinarcóticos de Bogotá.

El comandante de la policía en el Meta, coronel Rafael Reyes Santos, informó que en el momento de la incautación el avión estaba completamente transformado .

Tenía una nueva matrícula, la HK3539, supuestamente afiliada a la empresa Frontera y con la totalidad de la pintura cambiada.

Según la Policía, la aeronave al parecer fue robada en Centroamérica y entrada ilegalmente al territorio colombiano, donde sería legalizada .

Hasta el momento no tengo conocimiento si esta avioneta fue utilizada para actividades del narcotráfico, sin embargo se comprobó que se estaba adelantando el cambio interno y externo del aparato , explicó el coronel Reyes Santos.

A su vez, la Cancillería nicaragense indicó que un técnico de la empresa Cessna identificó plenamente la avioneta encontrada en Villavicencio, como la aeronave robada a la Compañía La Costeña .

La avioneta Las personas que escondían el aparato ya habían falsificado los asientos y los números del motor y del fuselaje.

Pese a todo, el técnico encontró una serie de detalles que le permitieron confirmar, sin equívocos, la identificación de la aeronave que despegó de Managua, pilotada por el nicaragense Narváez.

Entre los detalles que permitieron identificarla están una reparación en una de sus alas, el motor y el número de una bomba de inyección recién cambiada.

Esta información fue difundida ayer por la Cancillería, dos días después de que el Gobierno de Colombia prometió más colaboración en las investigaciones sobre el secuestro y robo de la avioneta y el asesinato del piloto Narváez.

Las autoridades nicaragenses capturaron el domingo pasado, cuando trataba de huir de Managua, al ex teniente coronel Jorge Guerrero Gómez, ex funcionario del desaparecido ministerio del Interior sandinista y ex jefe de seguridad personal del ex presidente Daniel Ortega.

Guerrero Gómez, conocido como El Cuervo , negó ante un juez su participación en el caso y dijo que se le ha involucrado por su presunta colaboración revolucionaria con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (Ezln) de México.

El embajador de México en Nicaragua, Edgard Rivera Flores, dijo que las autoridades de su país buscan posibles registros sobre la colaboración de El Cuervo con el Ezln.