Archivo

Iván Onatra, en la X Bienal del Cartel

La primera vez que Iván Onatra diseñó en la pantalla de su computador la nueva versión del escudo de Colombia pensó que iba a tener problemas: en la parte superior ubicó el águila de una popular cerveza, mientras que en la franja central, el indio de la conocida marca de cigarrillos, un empaque de chocolatina Jet y el Divino Niño.

3 de noviembre de 2008, 05:00 am

Era el 2001, y su nombre ya era reconocido en el mundo de la publicidad. Sin embargo, había decido participar en una convocatoria para cambiarle la imagen a este símbolo patrio. “Siempre he buscado replantear el arte convencional”, asegura Onatra, que ahora participa en la Décima Bienal del Cartel (afiches) en Ciudad de México.

El trabajo que lo llevó a la capital mexicana es un afiche de la Virgen de Guadalupe, uno de los símbolos más importantes de los mexicanos, tocando acordeón. Sus intervenciones a íconos religiosos empezaron en el 2003, cuando le puso sombrero vueltiao al Sagrado Corazón de Jesús.

“A mí me llama mucho la atención que la primera imagen que se tuvo de Cristo fue 400 años después de su muerte. ¿Quién dice que esa es la verdad y por qué la verdad no puede ser nuestra? ¿Por qué Jesús no puede usar sombrero vueltiao o una Virgen tocar un instrumento?”, cuestiona el diseñador.

Con su empresa, Onatra realiza trabajos para Patrimonio Fílmico Nacional, Price Waterhouse y la Cámara de Comercio de Bogotá, entre otras. Además, es el realizador del logotipo del Gran Concierto Nacional (del pasado 20 de julio) y del afiche de la X edición de Eurocine.

En la Bienal de México, donde hay trabajos de todo el mundo y Japón es el invitado de honor, su afiche se exhibe junto con los trabajos de otros colombianos: Marta Granados, Juan De la Rosa, Diego Bermúdez, Piedad Gómez y Carolina Rojas.

“Definitivamente, el arte debe tener sentido del humor y autenticidad. Es la única forma de que la gente se lo goce”, concluye