Archivo

Diputados ‘de Correa’ comienzan a rebelársele

El presidente Rafael Correa abrió en las últimas horas una dura confrontación con su aliada mayoría parlamentaria, al sugerir que la próxima Asamblea Constituyente, que será elegida el próximo 30 de septiembre, disolverá el actual Congreso ecuatoriano.

27 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Correa cuestionó el accionar de los parlamentarios, “sometidos a intereses económicos particulares”, por no aprobar el proyecto de Ley de Soberanía Energética e Hidrocarburífera, que, según el gobierno, intentaba frenar el contrabando de combustibles.

El Presidente también se molestó con el Congreso por varias reformas que los diputados hicieron al proyecto de Ley de Justicia Financiera, encaminada a eliminar las comisiones bancarias y reducir las tasas de interés.

Partidos como la Izquierda Democrática, los Roldosistas y Pachakutik, que hasta hace poco apoyaron al gobierno en la cesación del Tribunal Constitucional, la Consulta Popular y la realización de la Asamblea Constituyente, rechazaron las iniciativas del régimen.

En la misma línea actuaron diputados que, aupados por el gobierno, remplazaron a 57 diputados destituidos, el pasado 7 de marzo, por el Tribunal Supremo Electoral.

“Yo creía que la Asamblea Constituyente no tenía que disolver el Congreso, pero con esta calidad de Congreso, con la venta de diputados que hemos observado (…) creo que la Asamblea va a tener que disolver el Congreso, porque con esta clase de Congreso no se va a poder hacer absolutamente nada", dijo Correa.

Varios diputados consideran que la arremetida obedece al trámite de juicio político que el Congreso inició contra el ministro de Economía, Ricardo Patiño, por haber ordenado grabar clandestinamente sus reuniones, una de ellas con el presidente del Congreso, Jorge Cevallos.

El diputado del Partido Roldosista Ecuatoriano Jimmy Jairala mencionó que le preocupa la forma como el Mandatario y funcionarios de Estado tratan de minimizar al Congreso “porque se ha iniciado un proceso fiscalizador al régimen”.

Ramsés Torres, diputado del movimiento Pachakutik, calificó de imprudentes las declaraciones y destacó que no puede pretender un Congreso o poderes del Estado sumisos.

La Izquierda Democrática anunció que hoy pedirá una indagación previa a un juicio penal contra Correa por “atentar contra la seguridad interna del país”.

Sigue en picada la popularidad del presidente.

La popularidad del presidente Rafael Correa ha caído 14 puntos. Pasó del 76 al 62 por ciento, en los últimos 60 días, según lo publicó ayer la empresa Cedados-Gallup.

El índice bajó al 62 por ciento debido a los escándalos surgidos a partir de los videos que involucraron al Ministro de Economía y a las confrontaciones con la prensa.

La credibilidad del Presidente también registra una vertiginosa caída en el último trimestre. Pasó del 74 por ciento en abril al 54 por ciento a la fecha. Debido, según el presidente de Cedatos, Ángel Córdova, a “las desafortunadas expresiones de Correa y a su actitud beligerante con la banca, la prensa y la oposición”.