Archivo

¿Podrá con los 4 mosqueteros?

Argentina ensayará mañana contra Estados Unidos una audaz sociedad de creación y goles si logra armonizar a figuras consagradas pero sin fogueo juntos, como Juan Verón, Juan Riquelme, Lionel Messi y Hernán Crespo, al debutar en el Grupo C de la Copa América de Venezuela-2007.

27 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El novedoso experimento del entrenador argentino Alfio Basile tiene un lado luminoso, digno de sus creencias y filosofía futbolera que defiende el talento y la libre inventiva de los grandes jugadores.

Messi, el joven maravilla del FC Barcelona, que atraviesa su mejor momento desde que luce la camiseta azulgrana, admitió sin medias tintas que el técnico lo deja “jugar más libre”.

“Basile -dijo el delantero de flamantes 20 años- me pide arrancar por la derecha, por lo que me siento más tranquilo que cuando estaba (José) Pekerman”, el seleccionador que lo dejó en el Mundial de Alemania-2006 mirando con tristeza desde el banco de suplentes como Argentina era eliminada a penaltis contra el equipo local en cuartos.

Messi opinó sobre la idea de integrar a la ‘Brujita’ Verón en el medio juego que “tenerlo al lado es buenísimo”. “(Verón) te la devuelve siempre al pie, podés tirar paredes y además tiene mucha experiencia”, dijo el atacante.

Pero Verón se ha visto poco la cara con Messi, y menos aún con Juan Román Riquelme, quien aterrizó sorpresivamente en la selección un día antes de viajar a Venezuela arrastrado por un clamor nacional que pedía a gritos su inclusión.

Menos conocimiento mutuo de los aspirantes a mosqueteros hay aún con Hernán Crespo, otro goleador al que nadie se atreve a discutir.

“Quédense tranquilos, que salimos campeones si hacemos de las individualidades un equipo”, dio en el blanco este goleador de raza.

ROMÁN LLEGÓ FELIZ...

Juan Román Riquelme, que anunció hace un año su renuncia a jugar en la selección de Argentina por motivos familiares, reconoció ayer que “extrañaba” estar con la albiceleste y que se encuentra “muy contento” por volver. “Para mí es algo lindo y estoy contento de estar acá. Siempre he disfrutado al máximo con la selección y extrañaba y tenía ganas de estar”, afirmó el futbolista del Villarreal de España, quien ha estado los últimos meses cedido en el Boca Juniors de Buenos Aires, con el que la semana pasada ganó la Copa Libertadores. Riquelme señaló que en la selección hará “lo posible por ayudar al equipo” y deseó que a Argentina le salga “una buena Copa de América”. Insistió en que “uno siempre quiere ponerse la camiseta de la selección”, aunque también recordó que “hace un año” tomó una decisión, “aunque eso ya pasó”, subrayó. También apuntó que su familia y sus amigos están muy contentos por su vuelta al combinado nacional y que ahora se encuentra tranquilo, “con ganas de que esto comience y muy ilusionado”, dijo el jugador que el lunes cumplió 29 años.

CRESPO NO QUIERE RUMORES DE PELEA El goleador argentino Hernán Crespo advirtió que si su compañero Juan Román Riquelme no le pasa seguido la pelota, eso no quiere decir que estén peleados ni que se vivan situaciones similares a las del Mundial de Alemania 2006, cuando él merodeaba el área y Riquelme miraba para otro lado.

Crespo en el ataque y Riquelme a sus espaldas, formarán parte del equipo de Argentina que mañana jugará frente a Estados Unidos en la inauguración del Grupo C de la Copa América. “Yo invito a que me den la pelota y trato de que la invitación sea clara”, dijo Crespo y aseguró que “si esperás hacer lo mismo que en tu equipo, estás equivocado”.

Hernán Crespo, goleador de la selección de Argentina.

''No se asusten si durante el primer partido yo hago una diagonal y Juan Román Riquelme no me la pasa; no quiere decir que estemos peleados”