Archivo

Pinchao dijo a corte de E.U. que en cautiverio no vio

Las lágrimas de ‘Simón Trinidad’ al hablar del mismo tema que lo llevó al llanto en octubre pasado, en su primer juicio –una cita con Jaime Pardo Leal que no se cumplió porque el político de la UP fue asesinado–, y sus frases de elogio al pueblo de E.U. fueron lo más llamativo de la audiencia de ayer contra el guerrillero, en la que el intendente Jhon Frank Pinchao por fin apareció como testigo.

27 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La sala de la corte del distrito en Washington estaba atestada ante la expectativa generada por el testimonio de Pinchao, el policía que se fugó del cautiverio de las Farc después de 9 años de secuestro.

Y sobre las las 8:30 a.m., impecablemente vestido de saco y corbata, Pinchao empezó a responder las preguntas del fiscal John Crabb.

Confirmó que estuvo con los tres norteamericanos secuestrados –la razón del juicio contra el guerrillero– y contó detalles de la dureza del cautiverio en la selva.

Pero no dudó en responder cuando el fiscal le preguntó por ‘Trinidad’: dijo que nunca lo vio durante su cautiverio, cuando el fiscal le señaló al acusado, también de saco y corbata.

Primero un poco nervioso y al final más aplomado, Pinchao reiteró la historia que ya ha contado en Colombia.

Crabb lo condujo paso a paso por las circunstancias de su escape, el pasado 28 de abril. En dos ocasiones le hizo repetir la narración acerca de que por las noches los amarraban con una cadena al cuello.

El policía también describió el ataque a Mitú, donde fue secuestrado en noviembre de 1998, y puso al jurado a pensar sobre los riesgos de un rescate armado: “Nos habían dejado claro que su misión era preservar nuestras vidas en caso de un intento de rescate, pero que llegado el caso, si veían que no había otra alternativa, nos iban a matar”.

El fiscal presentó fotografías de dos campamentos de las Farc en los que se hallaron cuadernos con los nombres del policía, los tres estadounidenses y otros secuestrados.

Con ese testimonio la Fiscalía cerró su exposición. La defensa, contra lo que se preveía, prefirió no interrogarlo.

En vez de eso llamó inmediatamente al estrado a ‘Trinidad’, quien soltó varias frases evidentemente dirigidas a causar impresión en el grupo de 12 ciudadanos que tendrán que juzgarlo (ver recuadro).

Así mismo, llamó la atención la aguerrida defensa que hizo de Estados Unidos, país al que puso de ejemplo por su lucha por los derechos obreros, de la mujer, de las negritudes, el desarrollo de la ciencia y los grandes escritores.

Para hoy se prevé que el guerrillero siga ampliando su declaración y que empiece el interrogatorio de la Fiscalía.

Si no hay imprevistos, las deliberaciones del jurado empezarían el próximo viernes y la sentencia podría conocerse a principios de la próxima semana.

EL ACUSADO DIJO QUE ADMIRA A E.U.

Tanto la Fiscalía como la defensa dejaron entrever algunas de sus estrategias para tratar de influir en el jurado de 12 miembros, nueve de los cuales son afroamericanos.

El único comandante que Pinchao dijo haber visto fue el ‘Mono Jojoy’. Cuando el fiscal preguntó por él, se aseguró de utilizar una gran fotografía en la que el jefe militar de las Farc aparece con ‘Trinidad’, ambos de camuflado.

Pero ‘Trinidad’ no se quedó atrás. En su discurso repitió varias veces que era un luchador de los derechos de la comunidad afrocolombiana, de la que dijo que vive en condiciones de extrema pobreza.

También se refirió a la situación de los sindicalistas en Colombia, un tema que viene ocupando a la prensa y al Partido Demócrata y que ha enredado la aprobación del TLC.

Al final se declaró admirador de E.U. y contradictor de su gobierno. Dijo que no podía estar en contra del país en el que nació su nieto.