Archivo

Conmebol pedirá un cambio

Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol, Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino y Ricardo Teixeira, presidente de la Confederación Suramericana de Fútbol, tendrán hoy y mañana la posibilidad de cambiar la idea de la Fifa de impedir que los partidos de la eliminatoria a la Copa del Mundo no se puedan disputar en ciudades ubicadas a más de 2.500 metros de altura.

26 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El tema será tratado entre hoy y mañana con el Comité Ejecutivo de la Fifa, que se reunirá en Zurich (Suiza). En él, los dirigentes suramericanos tendrán la oportunidad de debatir el tema y buscar que la rectora del fútbol internacional quite el veto que impuso.

El pasado 15 de junio los presidentes de las Federaciones asociadas a la Conmebol se reunieron y determinaron que Suramérica, unida, solicitara la revisión del veto a la altura, en un “gesto de madurez y comprensión de parte de todos los países miembros”, afirmaron en esa ocasión.

Además, en dicha reunión “hubo coincidencia plena en que esta cuestión requiere de un profundo estudio científico, no sólo en lo concerniente a la altura, si no también al calor, a la humedad y a las condiciones atmosféricas”, se dijo en ese momento.

Joseph Blatter, presidente de la Fifa, dijo el domingo pasado que la entidad que preside no prohibía jugar fútbol en altura, pero quiere que se le dé a los jugadores el tiempo necesario para aclimatarse, lo que volvió a ratificar ayer a los medios informativos.

EL ANTECEDENTE La Fifa decidió el 27 de mayo pasado, en una reunión de su comité ejecutivo, prohibir los partidos internacionales a más de 2.500 metros de altitud con el fin de preservar la salud de los futbolistas, decisión que suscitó una ola de descontento y protestas en varios países de Suramérica.

Joseph Blatter, presidente de la Fifa, afirmó el domingo pasado que la decisión solo afecta “a los encuentros de clasificación para el Mundial”.