Archivo

Tarjeta roja para el alcohol y las armas

El Gobierno venezolano reforzó las medidas de seguridad y prohibió la venta de bebidas alcohólicas en los estadios de fútbol donde se disputará desde hoy la Copa América. Hasta el momento no se han registrado incidentes mayores.

26 de junio 2007 , 12:00 a.m.

“El Estado garantiza las normas de seguridad, y aquellos que quieren sabotear, se quedarán con los crespos hechos, porque vamos a enaltecer el nombre de todos los venezolanos en esta Copa”, afirmó el ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Pedro Carreño, en un programa especial sobre la Copa América transmitido por el canal Venezolana de Televisión.

Días atrás, el Gobierno vetó cualquier tipo de protesta durante la Copa, en medio de manifestaciones de universitarios molestos por el cierre del canal privado RCTV.

El presidente de la República, Hugo Chávez, aseguró que no habrá disturbios que puedan entorpecer el campeonato. Grupos de periodistas anunciaron una marcha mañana en Caracas, día en el que no hay actividad de fútbol en la capital venezolana.

De momento no quedó claro si el Gobierno autorizará esta manifestación.

Carreño advirtió la publicación de una resolución gubernamental que prohibe el expendio de bebidas alcohólicas en el interior y los alrededores de los nueve estadios en que se disputará el torneo.

Agregó, que sólo las fuerzas de seguridad del país podrán portar armas de fuego.

El Ministro recordó que desde el 15 de junio, las fuerzas de seguridad del Gobierno tomaron el control de los aeropuertos, hoteles, estadios y vías de transportación.

“Ya hicimos pruebas en los estadios en caso de atentados con bombas y francotiradores, entre otros. La Copa América será una fiesta”, afirmó