Archivo

Redes de Internet reflejan las exclusiones de la vida diaria

Es más probable encontrar fotos de un joven norteamericano de familia pudiente en el sitio web Facebook que en otro llamado My Space. En cambio, en esta última red social de Internet es más factible hallar un perfil de un estudiante que al terminar el bachillerato empezó a trabajar, que el de un universitario.

26 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Así lo concluye una investigación realizada por Danah Boyd, socióloga aspirante a doctora en la Universidad de California (E.U.) y fanática de tener amigos por Internet (tiene 435 en My Space).

Su estudio confirma una verdad tácita de la red: las exclusiones y afinidades de la vida cotidiana están empezando a reflejarse cada vez más en el mundo virtual.

Estos dos sitios web son solo una muestra de los espacios virtuales en los que cualquier persona puede publicar su perfil, fotos, recibir comentarios, hacer amigos y, en esencia, mostrarle al mundo quién es o quién quiere ser.

“Las redes sociales están conectadas fuertemente a lugar, raza y religión.

También hay factores importantes de la división de estilos de vida y, por lo tanto, división de clases”, asegura la investigadora, según la cita el sitio web de la BBC.

“Esta división es solo otra de las maneras en que la tecnología está siendo un espejo de los valores sociales”, agrega.

De esta tendencia no se escapa ni Second Life, el mundo virtual con 7,5 millones de residentes. Allí, la separación más evidente está entre quienes poseen o no terrenos virtuales y entre quienes tienen suficiente dinero virtual para comprar artículos de lujo y los que no.

Para Boyd, Internet es hoy el principal espacio de socialización para la juventud norteamericana.

“Estos sitios juegan un papel clave, porque les dan a los jóvenes un espacio para conocerse y construir una imagen de ellos mismos”, dice.

“Incluso sustituyen espacios que los adultos dan por sentados, pero que para los jóvenes de ahora son inaccesibles, como la cancha de baloncesto del barrio, el centro comercial o los parques”, agrega.