Archivo

S.O.S. al Gobierno por el río Pamplonita

Gremios y autoridades ambientales de Norte de Santander están tan preocupadas por las consecuencias del derrame de crudo que generó la peor emergencia sanitaria en Cúcuta, que buscan reunirse con el presidente Álvaro Uribe para pedir su intervención.

26 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La alerta amarilla se mantiene en el río Pamplonita, principal fuente de abastecimiento del acueducto local mientras que la Corporación Autónoma de la Frontera Nororiental (Corponor) y la Cámara de Comercio denuncian que aún existen rastros de hidrocarburos, aceites y grasas.

Las entidades buscan que se emprendan acciones inmediatas para recuperar el río y que se cree un plan que evite una nueva emergencia.

“Queremos decirles al Presidente y al Ministro del Medio Ambiente que hay una contaminación que no se ve, el agua que consumimos es potable, pero que afrontamos otra emergencia cuando empiecen las lluvias”, advirtió Jorge Ortega, presidente de la Cámara de Comercio.

Isaac Maldonado, de Aguas Kpital, operadora del acueducto, aseguró que la calidad del agua que se distribuye al 70 por ciento de los cucuteños. “Es muy buena y totalmente potable, como lo dicen los certificados y reportes de laboratorio de que no hay problema de olor ni sabor”.

Se perdieron 20 años de trabajo Sin embargo, lo que más lamentan las entidades ambientales de Norte de Santander es que debido a la contaminación del río se perdió el trabajo de casi 20 años de recuperación de flora y fauna que había realizado Corponor.

“Estamos evaluando cuántos árboles se dañaron, cómo se afectó la fauna que hay dentro del río, los peces y otras especies”, explicó Luis Lizcano, gerente de esta entidad.

Tras ese análisis que tardará dos meses, la entidad exigirá a Ecopetrol que los repare por los daños ambientales causados.

Ecopetrol aclaró que debido a que se trató de una válvula instalada por delincuentes, la empresa no puede hacerse cargo de los perjuicios pero que continuarán trabajando en la recuperación de la zona.

‘QUE NO SE REPITA’.

‘‘No peleamos por el ilícito (al pedirle reparación a Ecopetrol), sino por el impacto ambiental que hubo con el vertimiento del petróleo al río”.

Luis Lizcano, Corporación Autónoma de la Frontera Nororiental.