Archivo

Empresarios dan recetas para crecimiento

La pregunta sobre cómo mantener tasas de crecimiento iguales o mayores a las que actualmente registra el país trasnocha a los economistas. Y no hay, por supuesto, una respuesta única, hay variadas visiones y sugerencias sobre como hacer sostenible el crecimiento. (VER GRAFICO)

25 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El viernes pasado en el marco del Congreso de los banqueros que organiza la Asobancaria, destacados empresarios, presentaron su ‘recetario’ basado en su propia experiencia de hombres de negocios.

Para Alfredo Carvajal, Presidente Grupo Carvajal, en primer lugar, el país ha sido muy modesto en materia de metas de crecimiento. “Antes nos contentábamos con crecer al 4 por ciento. Debemos trazarnos metas más ambiciosas”.

Recordó que por lo general en Colombia se trazan metas del gobierno de turno, mientras que en otros países se crean consensos de crecimiento, sin importar que partido está en el poder.

Puntos concretos que ayudan a asegurar el crecimiento, según Carvajal, son la seguridad democrática, la estabilidad jurídica, flexibilidad laboral y esquemas tributarios más atractivos para la inversión. “Colombia es el único país con renta presuntiva, y cuando se tiene una corporación con varias empresas esto afecta muchísimo y aquí es cuando la flexibilidad laboral sería importante”.

Carvajal se refirió a su organización y afirmó que en el negocio de la impresión les ha tocado reinventarse. “Para ser competitivos, hemos modificado la empresa. Esto se puede hacer con una mayor flexibilidad laboral”. Afirmó que hay muchas empresas que tienen que cerrar porque no cuentan con capital suficiente para hacer las transformaciones que necesitan por el costo laboral.

Otra clave para mantener un mayor crecimiento está en profundizar el mercado de capitales y dar incentivos al ahorro.

“Debemos orientar más la actividad económica hacia la parte baja de la pirámide. Colombia es uno de los países donde una parte de la población muy grande no participa en la economía formal. Y eso impide tener un desarrollo estable”.

Heinz Consul, presidente de Siemens, un alemán que llegó hace cuatro años al país, recordó que pese a la mala imagen de Colombia afuera, dentro del país había vientos de optimismo que anunciaban un crecimiento fuerte. Consul anotó que las decisiones que se toman en Bogotá en su compañía tienen efecto en los cinco países donde se trabaja.

¿Cómo asegurar el crecimiento hacia el futuro?, para el directivo de Siemens, el crecimiento tiene que ver con condiciones numéricas y de sentimientos. “La imagen del país ha mejorado muchísimo. Este factor de sentimiento no se refleja en los números porque no se deja medir, pero es importante para asegurar el crecimiento del futuro”.

Advirtió que la infraestructura necesita mejoras y la estabilidad jurídica influye. Colombia cada vez más tiene que integrarse a la economía y la política mundial. “Como alemán que nació después de la guerra,creo que para asegurar el crecimiento Colombia lo que necesita son emprendedores”.

Federico Salazar, presidente de Cusezar, se refirió en particular a la actividad constructora donde se mueve la empresa que dirige. Aprovechar las oportunidades, tener una visión de largo plazo, son las claves para crecer.

La experiencia de esta empresa, que se ha transformado en el sexto jugador más grande en América Latina, después de cinco mexicanas, muestra que tener visión de más largo plazo es fundamental. “El primer error de los constructores es que nunca fueron a una clase de macroeconomía, tenemos que pensar que si compro un lote hoy, en dos años cosecharé los frutos. No nos preguntamos cuál es el entorno macroeconómico, cómo se comportará la inflación, las tasas de interés. Solo vivimos el momento”.

Recomendó mirar hacia dónde crecen las ciudades. “Tenemos que tener una brújula para saber hacia dónde crecen las ciudades, todos buscando la misma tierra. Si uno no gana no crece. En Colombia los constructores no sabemos ganar”.

Otra clave de este empresario tiene que ver con la expansión internacional que ha permitido aumentar sus ingresos y ha disminuido los factores de riesgo.

Por su parte, para María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria, está claro que para crecer es preciso contar con una sólida estructura de investigación y desarrollo apoyada en política pública.

Además, señaló que es necesario fortalecer los canales de comunicación entre los sectores público y privado, identificando sectores claves con vocación exportadora que generen externalidades hacia el resto de la economía y fomenten su competitividad.